Sitios de Interés
Discurso de la Presidenta de la CDHDF, Dra Perla Gómez, en la Conferencia de Prensa sobre las “Acciones para la defensa de la Constitución Política de la Ciudad de México”

Discurso de la Presidenta de la CDHDF, Dra Perla Gómez, en la Conferencia de Prensa sobre las “Acciones para la defensa de la Constitución Política de la Ciudad de México”

Discurso 22/2017
19 de junio de 2017

Gracias, buenos días a todas. Saludo a las integrantes del presídium: a Jovita Orsornio, Cristina Masferrer, Josefina Valencia y a Ana Francis López, a todas y a todos los integrantes de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), que se han sumado a esta campaña de defensa de nuestra Constitución.

Agradezco de igual manera, y de manera también destacada y con toda solidaridad, como ya se ha mencionado, a los medios de comunicación que están el día de hoy que nos permiten hacer esta difusión de lo que estamos dando a conocer, respecto a los Amicus Curiae presentados desde la semana pasada ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

La promulgación de la Constitución Política de la Ciudad de México representa un referente histórico para la vida democrática y el ejercicio de los Derechos Humanos en la capital.

Sustentada en la dignidad humana como principio rector, y en concordancia con el Artículo 1° de muestra Carta Magna federal, la Constitución local reconoce y amplía las garantías de respeto y protección de los derechos humanos de las personas que viven y transitan en este territorio, y establece los Principios que configuran el andamiaje institucional y organizativo de la Ciudad, a través de la construcción fundamental de una Carta de Derechos encaminada a reducir las brechas de desigualdad y la discriminación para construir una sociedad basada en la Igualdad y la Dignidad de todas las personas.

El texto constitucional alcanzado representa un cúmulo de esfuerzos y trabajo participativo, resultado de un proceso abierto y deliberativo que incluyó propuestas y demandas que históricamente han impulsado diversos movimientos sociales, entre ellos, los que se encuentran hoy aquí para seguir defendiendo sus derechos: Personas LGBTI; Personas Afrodescendientes; Personas Mayores; y Personas Defensoras de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (DESCA); es decir quienes se preocupan de la Salud, la Alimentación, el Derecho al Agua y, en general, a un Medio Ambiente Sano para todas y todos.

Esta Comisión, desde el inicio del proceso constituyente, aportó documentos técnicos con los más altos estándares en materia de Derechos Humanos e impulsó la Perspectiva de Género.

Además, a través de la Dirección de Agendas en Derechos Humanos, aquí mi reconocimiento a Rocío Quintana, quien ha estado haciendo esta coordinación muy puntual; y del área, también a las Relatorías de la Comisión, y del área Jurídica. Creo que toda la Comisión ha estado involucrada en diversos momentos, justo para lograr estas primeras propuestas y luego ahora, en esta etapa que estamos, de defensa.

Además, se generaron espacios de diálogo e intercambio que resultaron en propuestas para el texto constitucional, que surgieron desde la sociedad civil; hizo un seguimiento puntual tanto de la conformación de la propuesta elaborada por el Poder Ejecutivo local, como de los trabajos de las Comisiones de la Carta de Derechos; la de Poder Judicial, Procuración de Justicia, Seguridad Ciudadana y Organismos Constitucionales Autónomos e igualmente, la de Desarrollo Sustentable.

Entre las acciones que este Organismo llevó a cabo, en colaboración con diversas Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), destacan la realización de Conversatorios temáticos, las sesiones de trabajo presenciales y virtuales con las Comisiones de la Asamblea Constituyente, y la elaboración de insumos con recomendaciones a incluir en la Constitución capitalina.

Más adelante, este Organismo se mantuvo como observador del proceso deliberativo de la Asamblea Constituyente, vigilante de que el resultado se diera con estricto apego a los Principios de Derechos Humanos: la Universalidad, Interdependencia, Indivisibilidad y sobre todo la Progresividad, ya que en materia de Derechos Humanos no podemos permitir ni un paso atrás, ya que los derechos ganados en esta Ciudad, no son gratuitos, son resultado de luchas históricas, que incluso han costado vidas.

El logro de todas las personas, grupos de población, organizaciones, academia, e instituciones que participamos en el proceso, fue contar con una Constitución que contiene una Carta de Derechos progresista, a través del reconocimiento de un amplio catálogo de derechos humanos, el reconocimiento de los derechos de grupos prioritarios y el posicionamiento del Derecho a la Ciudad, como base de los DESCA, y que establece el más amplio parámetro de interpretación de los derechos basado en los más altos estándares del Derecho Internacional de Derechos Humanos, así como la creación y fortalecimiento de los mecanismos de exigibilidad, justiciabilidad y reparación del daño a violaciones a derechos humanos.

En virtud de lo anterior, y frente a las Acciones de Inconstitucionalidad presentadas por la Procuraduría General de la República (PGR), la propia Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y algunos partidos políticos que pretenden negar el derecho soberano de la población de la Ciudad de México de garantizar sus Derechos Humanos en su Constitución, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), en cumplimiento del mandato por la que fue creada, “velar por la protección de los derechos humanos establecidos en el Orden Jurídico mexicano y en los Instrumentos Internacionales de Derechos Humanos”, asumió el firme compromiso de defender la Constitución Política de la Ciudad de México y sumarse a los esfuerzos de las autoridades señaladas como responsables por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN): el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México y, afortunadamente y después de un litigio previo, la propia Asamblea Constituyente de esta Ciudad.

Es por ello que el 28 de marzo de 2017, hicimos llegar un escrito a la Corte con la intención de aportar elementos para el análisis de fondo de este caso. Considerando que la Sentencia del Máximo Tribunal tendrá un impacto en el marco jurídico local que establece las obligaciones de las autoridades de la Ciudad de México, en materia de respeto, protección, promoción y garantía de los Derechos Humanos de su población, así como de principios tan importantes, como el de otorgar la máxima protección posible garantizada por el derecho interno, nacional e internacional en materia de Derechos Humanos, así como de las facultades de este Organismo Protector de Derechos Humanos para solicitar a la autoridad judicial que ordene medidas de ejecución para las Recomendaciones que ya hayan sido aceptadas y no cumplidas, lo que ha sido desde siempre un requerimiento ciudadano, y que abonará a la reparación del daño de las violaciones a derechos humanos.

Asimismo, solicitar la implementación de un mecanismo de audiencias públicas y participación abierta a los grupos, instancias y organizaciones que han expresado su interés y preocupación por el debate del texto constitucional.

Lo que se va a revisar no es menor. Queremos la apertura de la Corte. Hay precedentes y confiamos en que se tienen que dar estas Audiencias Públicas.

Dicho escrito precisa que, se presentará, sin perjuicio de la posibilidad de formular un Amicus Curiae, una vez que esta Comisión conociera la totalidad de las demandas de Acción de Inconstitucionalidad y los respectivos informes que contuvieran las razones y fundamentos que sustentan la validez de la Constitución de la Ciudad de México. Es por ello que el 12 de junio de 2017, acudimos ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para entregar el Amicus Curiae que se elaboró en esta Comisión, mediante el cual se expone la postura institucional que busca fortalecer con argumentos De hecho y derecho, las manifestaciones que en defensa de la Constitución, realizó a través de su representación, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y la Asamblea legislativa, y que desvirtúan los criterios de invalidez, hechos valer por la PGR y la CNDH en sus documentos, que más que ser jurídicos, expresan una postura política en contra de los avances en materia de derechos humanos de nuestra Ciudad.

Evidenciamos en nuestras manifestaciones que los preceptos de la Constitución Política de la Ciudad de México impugnados, no son de ninguna manera contrarios a lo establecido en la Constitución federal, como lo pretenden hacer valer las autoridades y partidos políticos que han promovido las Acciones de Inconstitucionalidad 15/2017 y sus acumuladas 16/2017, 18/2017 y 19/2017.

Los derechos humanos reconocidos y ampliados, bajo el principio pro persona en la Constitución Política de la Ciudad de México, toman como base lo establecido en el Artículo 1° de la Constitución Federal, a partir de la Reforma de 2011 en materia de Derechos Humanos, y en los distintos tratados internacionales firmados por el Estado mexicano, además de representar las luchas y conquistas de grupos de población que, constituidas como una ciudadanía activa y participativa, han abonado al fortalecimiento de las instituciones en todos sus niveles, para hacer de esta capital, una Ciudad de derechos para todas y todos. Ejemplo de ello son todas y todos ustedes: las Organizaciones que están aquí presentes, las que están también ahora en la sesión que está teniendo la Organización de Estados Americanos (OEA) en Cancún (Quintana Roo), quienes desde el año pasado en esta misma Comisión realizaron diversos Conversatorios, de los que resultaron propuestas que presentaron a representantes del Grupo Redactor, con lo que lograron incidir de manera importante en los contenidos de la Constitución.

Por eso celebramos que las mismas Organizaciones que trabajaron por posicionar sus propuestas en la Constitución, hayan respondido al llamado que desde un inicio hicimos al enterarnos de las Acciones de Inconstitucionalidad. Dijimos que se requería “una lluvia de Amicus” ante la Suprema Corte de Justicia, para que el Máximo Tribunal se enterara que esta Constitución que hoy defendemos es la consumación de luchas históricas que ha dado la población de la Ciudad de México.

Es por ello que, las Acciones interpuestas por la PGR y la CNDH nos han unido de nuevo en la defensa de los derechos humanos en nuestra Ciudad, porque el contenido en la Constitución representa las obligaciones del Estado en materia de Derechos Humanos, y que repito, no son una concesión.

Reconocemos el trabajo realizado desde las cuatro Agendas de Derechos Humanos que hoy nos acompañan: Derechos de las Personas Mayores, representada por el Comité Intersectorial “México por la Convención de los Derechos Humanos de las Personas Mayores”, que logró posicionar el término de Personas Mayores, y garantizar la creación de un Mecanismo para protegerles de la violencia y discriminación que sufren. Derechos de las Poblaciones Afromexicanas y Afrodescendientes, cuya suma de esfuerzos logró avanzar en el reconocimiento que, como grupo de población, solo en Constituciones estatales se ha logrado, ya que aún es una deuda pendiente para la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM).

La Agenda LGBTI, representada por la Alianza LGBTI, al defender los históricos avances que, en la Ciudad de México están garantizados, para quienes viven su diversidad sexual y que han posicionado a esta capital como una Ciudad de Libertades y Derechos. Agenda DESCA, representada por importantes Organizaciones de la Sociedad Civil que han comprometido sus esfuerzos por la Defensa de la Ciudad, su Medio Ambiente, el Derecho al Agua, a la Alimentación, entre otros Derechos; todo ello a favor del avance progresivo de mejores condiciones de vida para todas las personas.

Su pasión y compromiso, que se refleja en los instrumentos jurídicos, losAmicus con los que hoy defienden sus derechos ganados, porque es prioritario que la población, la Sociedad Civil y las Instituciones conozcan y promuevan los derechos humanos y sumemos esfuerzos por la defensa de esta Constitución; que la asuman como propia, porque es la garantía de los Derechos Humanos en esta Ciudad.

Nos preocupa una cuestión: que nos amanezcamos sin un derecho que no conocimos. Hay que hacer la campaña. Y la vamos a generar desde esta Comisión, pidiéndoles como siempre su solidaridad y su trabajo para hacer una campaña de información y difusión de los derechos contenidos en la Constitución de la Ciudad de México, a través de infografías y mensajes, que publicaremos tanto en redes sociales; vamos a pintar hasta paredes, muros, todo lo que se requiera para hacer la difusión, así como el acompañamiento de ustedes como asociaciones, colectivos y artistas de la comunidad, en la pinta de contenidos y frases sobre la Constitución, en murales artísticos, esos son los únicos que queremos, en colonias de las 16 Delegaciones.

Tenemos que hacer esta causa nuestra, pero se la tenemos que difundir a los que no entienden lo que está en juego: podemos tener un retroceso histórico de décadas. No es gratuito lo que está pasando y lo que se va a discutir en la Corte. No es para estar tranquilas y tranquilos. Sí es de preocupación y de atención inmediata y es que sepa la Honorable Suprema Corte de Justicia que habemos Órganos Autónomos y sociedad civil organizada atenta y vigilante, esperando la apertura para hacer valer lo que nadie les ha regalado.

En este sentido, a las Organizaciones que hoy nos acompañan, les agradecemos la confianza en el trabajo que se viene realizando. Consideren a esta Comisión como una aliada en esta cruzada por la defensa de nuestros derechos humanos; con su acompañamiento seguiremos avanzando en nuestro propósito: la defensa y promoción de los derechos humanos en esta Ciudad.

Sabemos que si contamos con su apoyo, experiencia e impulso, la lucha emprendida dará resultados. Sigamos alzando la voz por nuestros derechos, que la misma se logre oír en las Audiencias solicitadas a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Aprovechemos, y está aquí la realización de la Cumbre de la OEA, enviemos, y lo hacemos por parte de la Comisión: todos los Amicus los vamos a entregar de manera institucional, para conocimiento de todas y todos los integrantes, todos los países integrantes de la OEA, porque esto puede comprometer la Carta Democrática Interamericana que suscribieron en 2001. Empecemos a hacer ruido, empecemos a hacernos notar. Nada es gratuito y de nuestro silencio se pudieran generar retrocesos. No es así, estamos más presentes y estas causas nos unen en la Ciudad siempre se han tenido que dar batallas para conquistar derechos; ésta no es la excepción y seguiremos en ese camino.

Muchas gracias.