Sitios de Interés
La CDHDF condena el asesinato del comunicador hondureño Edwin Rivera Paz, en Acayucan, Veracruz, e insta a las autoridades a garantizar seguridad en la zona

La CDHDF condena el asesinato del comunicador hondureño Edwin Rivera Paz, en Acayucan, Veracruz, e insta a las autoridades a garantizar seguridad en la zona

Posicionamiento 42/2017
11 de julio de 2017

El camarógrafo de origen hondureño, Edwin Rivera Paz, fue asesinado el pasado 9 de julio por dos sujetos a bordo de una motocicleta en el municipio de Acayucan, Veracruz. El camarógrafo se refugió en México luego de que su compañero de trabajo, Igor Abisaí Padilla Chávez, fuera asesinado en San Pedro Sula, Honduras, a inicios del presente año, y de que Rivera y otros colaboradores cercanos recibieran amenazas.

Rivera Paz, de 25 años de edad, se desempeñaba como camarógrafo del medio digital hondureño Hable Como Habla (HCH) al momento del asesinato de su compañeromedio que mantiene una postura crítica al Gobierno, e investiga las agresiones contra periodistas en ese país.

Rubén Figueroa, vocero del Movimiento Migrante Mesoamericano, confirmó a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) el asesinato del comunicador, quien había solicitado al Gobierno mexicano el estatus de refugiado sin poder confirmar hasta ahora si se le otorgó.

Es necesario resaltar que Rivera fue asesinado en una entidad federativa con altos índices de violencia contra periodistas, así como contra migrantes. Según la organización Artículo 19, al menos 22 periodistas fueron asesinados en Veracruz, del año 2000 a la fecha [1].

Por otra parte, el pasado 17 de abril, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), junto con instancias de seguridad pública de Veracruz, el Instituto Nacional de Migración, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Veracruz (CEDHV), entre otras instancias de los ayuntamientos de Minatitlán, Las Choapas, Coatzacoalcos y Acayucan, así como con Organizaciones Civiles, acordaron el establecimiento de un mecanismo de alerta migratoria rápida ante el alto número de ataques perpetrados el último año contra personas migrantes en la zona, entre ellos el secuestro de siete personas de origen hondureño[2].

Es de resaltar que los Estados tienen la obligación de garantizar el derecho a la libertad de expresión y que laDeclaración Universal de los Derechos Humanos establece en su Artículo 14: “En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él en cualquier país”, como es el caso de Edwin Rivera.

Asimismo, la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados y su Protocolo de 1967, señalan que el término refugiado se aplica a toda persona que “debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opiniones políticas, se encuentre fuera de su país de nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de tal país…”.

Por lo anterior, este Organismo Público Autónomo, a través de la Relatoría por el Derecho a la Libertad de Expresión y la Relatoría por los Derechos de las Personas Migrantes, Refugiadas y Sujetas de Protección Internacional, condenan el asesinato del comunicador Edwin Rivera Paz, e instan a las autoridades mexicanas a agotar todas las líneas de investigación relacionadas con su asesinato y a brindar a las personas refugiadas análisis de riesgo adecuados a cada caso, que permitan una protección sustantiva, prevención y no repetición de hechos lamentables como éste.

Versión PDF

[1] Artículo 19, Infografía comunicadores asesinados, (18/05/2017) consultada: 10/07/2017, disponible en: https://articulo19.org/periodistasasesinados/

[2] CNDH, Acuerdan CNDH, autoridades federales, estatales, municipales y organizaciones de la sociedad civil fortalecer la vigilancia en el corredor Coatzacoalcos Acayucan, para impedir secuestro y agresiones a migrantes, (17/04/2017), consultado: 10/07/2017, disponible en:http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/Comunicados/2017/Com_2017_121.pdf