Sitios de Interés
La CDHDF condena las amenazas de muerte en contra Javier Sicilia

La CDHDF condena las amenazas de muerte en contra Javier Sicilia

Pronunciamiento 63/2017
12 de diciembre de 2017

  • Urgente medidas de protección e investigación para dar con las personas responsables

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) manifiesta su condena por la amenaza proferida hoy por la mañana contra el defensor de derechos humanos Javier Sicilia, el ex Rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Alejandro Vera Jiménez, y otras personas colaboradoras de éste.

De acuerdo con información difundida por los medios de comunicación y redes sociales, Javier Sicilia recibió una llamada en la que una persona de sexo masculino le dijo: “Te aviso que Alejandro Vera, su esposa y tú se los va a cargar la chingada de parte del Gobernador…”.

La CDHDF reitera la urgencia de emprender medidas de protección a las personas defensoras que abonen a la construcción de un entorno propicio y seguro para la defensa de los derechos humanos. Así como las investigaciones necesarias por las instancias correspondientes, para dar con las personas responsables.

Al respecto, tanto el Sistema Interamericano de Derechos Humanos como el de Naciones Unidas han hecho importantes llamados en relación a que el Estado mexicano tiene el deber de generar un entorno propicio y seguro  para que las y los defensores de derechos humanos realicen libremente sus actividades y protegerlos cuando son objeto de amenazas para evitar actos contra su vida e integridad, e investigar seria y eficazmente los hechos en su contra, combatiendo la impunidad por todos los medios legales disponibles, ya que ésta propicia la repetición crónica de las agresiones.

En este tenor, la CDHDF reitera que defender y promover los derechos humanos es indispensable en la construcción de la democracia y reconoce la invaluable labor que las personas defensoras llevan a cabo. Por ello exhorta a las autoridades competentes a investigar de manera exhaustiva e imparcial el origen de la amenaza y se adopten las medidas de protección necesarias para salvaguardar su vida e integridad.

Versión PDF