Sitios de Interés
Discurso de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez en la presentación del libro Reintegración Migrante

Discurso de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez en la presentación del libro Reintegración Migrante

Discurso 05/2018
22 de enero de 2018

Hola, buenos tardes. Gracias por acompañarnos. Yo quiero iniciar verdaderamente por agradecer a Eunice Rendón y a Luis Wertman el que hayan escogido esta su casa para presentar este libro. En verdad es, como alguna vez Alejandro Solalinde así lo considera, uno agradece a quien llega a su casa, a quien llega con los hermanos en el camino. Y entonces aquí desde la Comisión es más que nada agradecerles que hayan escogido este espacio para poder presentar este libro. Acompaño la propuesta, y aplaudo la propuesta de Luis Raúl González Pérez, para poder hacerlo viral, diría Eunice, hay que hacerlo viral; porque, claro, es una guía de política pública. En el libro se señala que a pesar de que es un modelo, es un modelo en construcción que tiene que adaptarse a las realidades, a las nuevas realidades, a los momentos, porque esto va caminando.

 Quiero agradecer también especialmente a Luis Raúl González que esté aquí acompañándonos. Es la primera vez que viene a la Comisión desde que estamos aquí. Bienvenido. Bienvenido  a los Visitadores, al Quinto Visitador que además es experto en migración, a esta también su casa. A Ana Laura, a quien conozco de espacios parecidos a este con el mismo tema. Bienvenida otra vez Ana Laura. Y con Alejandro Solalinde, con quien no nada más me une una gran alianza de trabajo por la defensa de los derechos humanos, sino también un gran cariño y amistad. Es decir, puro amor de este lado, como verán.

Yo creo que la mesa y los que estamos aquí conjugamos algo de lo que plantea este libro como un eje fundamental y es: tiene que ser en red, tenemos que ser muchos, porque la problemática es una problemática que no se puede resolver ni desde un ángulo, ni desde una sola opinión, ni desde un solo flanco de trabajo. Tienen que estar las instituciones; tienen que estar las organizaciones; tienen que estar los migrantes; tenemos que estar los académicos; tenemos que estar todos y todas, porque no es menor. Y fíjense nada más que no es tan menor, que el fin de semana Estados Unidos vivió lo que se llama una parálisis presupuestal. No se aprobó el presupuesto. Eso implicó de manera de inicio que tuvieran que bajar algunas prestaciones de servicio del lado gubernamental, de ese nivel llegan las cosas; y el principal punto a discusión de por qué no se aprobó fue la agenda migrante.

Entonces la agenda migrante es una agenda central y en Estados Unidos la agenda migrante en 9 de cada 10 casos toca a este lado. Nos mira a nosotros. Tiene que ver con lo que hoy aquí estamos discutiendo. De esa magnitud estamos hablando, en términos no nada más de lo que afecta a esta Ciudad, a este país, sino también de lo que afecta en términos globales y lo que está en discusión. De esta mira empática, de esta mirada de derechos humanos, a sólo una mirada pragmática y de seguridad, que además está equivocada. En este contexto estamos aquí presentando esto.

¿Por qué tiene sentido además presentarlo en esta Ciudad de México? Por dos razones. La primera, ya lo venía señalando Eunice y también Ana Laura, tiene que ver con exactamente cuando estamos hablando de deportados y de deportados mexicanos, retornados que se llaman. Estamos hablando de un papel fundamental en esta Ciudad. Y es que este promedio de 135 personas que en cada uno de los vuelos, martes, miércoles y jueves, que están llegando a la Ciudad de México, dos de cada 10, en promedio, se quedan en la Ciudad de México.

Estamos hablando de gente que no salió de la Ciudad de México en su mayoría, pero se están quedando en la Ciudad de México. Y de hecho lo que nos plantea aquí el modelo, es un modelo donde el Consejo Ciudadano y Eunice con las organizaciones, con los migrantes, con agenda migrante y todo, trabajaron. Estamos hablando de un modelo que no se inventa, sino un modelo que surge de esta Ciudad en este resignificado. Hace algunos años no estaríamos hablando de esto. Ahora sí que la agenda migrante hace 15 años era la agenda de Michoacán, era la agenda de Guanajuato. No era la agenda de la Ciudad de México. Hoy por hoy hay un sentido muy claro y es éste. Los datos están ahí. En ese sentido, además no nada más se limita a eso, no nada más son, digamos, el número de deportados y de retornados que están quedándose en la Ciudad, sino también todas las visiones de diferente tipo de migración que lo está haciendo aquí.

Agenda Migrante y el Consejo Ciudadano nos ponen en juego un modelo social, económico y empático para el retorno, para la reinserción. Su propósito es garantizar su plena reincorporación a la vida social, laboral, económica, política, cultural y familiar. Importa todo lo que tiene que ver con la visión integral, que tiene que ver con salud física, emocional, social, impacto de la violencia e historial personal. ¿Qué quiere decir esto? A pesar de que es un modelo general, implica y conlleva a qué tratamiento es persona por persona, no puedes hacerlo en grupo, y que tenemos que tomar en cuenta todos los tipos de impacto. Y aquí, aparte de que lo han señalado los que me han antecedido todos en la palabra, habla de la parte empática, sí, pero creo que también hace un concepto que tiene mucho que ver con qué estamos diciendo en lo empático.

Estamos diciendo algo que aquí señalan como la solidaridad; pero ¡ojo!, solidaridad consistente, constante. Eso es la empatía, porque a veces somos solidarios y se nos olvidó al otro día que teníamos que seguir siendo solidarios. Entonces creo que en ese definición lo marcan claramente y hay que tomarlo en esa lógica: enfoque derechos, enfoque de gestión de redes, enfoque social y de riesgo, que implica esto de que los planes son planes individuales, no es machote; decir: “ahora vamos a atender esto por esta razón, sino cada uno tiene una historia, cada uno tiene una manera de hacer las cosas”.

México era hace 10 años, básicamente se decía que somos un país de origen, de tránsito y de destino. Y mucho más en ese entonces todavía hace 15 o 20 años, México era un país de origen y de tránsito. Hoy por hoy cada vez más está siendo un país de destino y eso nos complejiza la agenda, esta parte de quién se está quedando. Muchas compañeras y compañeros de Centroamérica, especialmente hondureños, guatemaltecos, salvadoreños, se están quedando aquí y muchos se están quedando en la Ciudad de México. Y lo otro es esta parte de retorno. Hace 10 años no hubiéramos hablado todavía de esta categoría del país y hay que reconocer que hoy tenemos esa variación, ese camino y por eso es un problema complejo, pero que todo el tiempo tenemos que estar resignificando y viendo. Y les voy a dar un ejemplo. Hace tres meses empezó a pasar un fenómeno particular en la frontera de Tapachula, Chiapas, y es que empezaron a pedir refugio, a pedir que se incorporaran en la agenda de protección 20 personas pertenecientes a la población LGBTTTI y más por semana. Es decir, desde hace tres meses están pidiendo refugio y apoyo contra violencia y contra discriminación 80 personas, y ahorita están en Tapachula.

Y lo que está planteando el ACNUR, con una alianza que igual está haciendo desde la Comisión, es que la Ciudad, ¿qué creen?, la Ciudad a esta población le es amigable. Hay redes, hay apoyo. Necesitamos entrar al quite de esta situación y entonces ahí, de un momento a otro, tres meses antes no estaríamos hablando de eso, hoy tenemos que colocar a la agenda esto: solicitantes de refugio de la población LGBTTTI y más que van a llegar a la Ciudad de México y que es, exactamente, labor de las redes y de lo que representamos los que aquí estamos sentados, y otros más, para poder apoyarlos.

En la Comisión, por nuestra parte, no hemos emitido nunca una Recomendación migrante. La situación del cambio no sé a qué nos va a llevar. Tenemos del 2002 a la fecha 600 quejas de personas migrantes, y lo que sí estamos haciendo es acompañando un promedio de 10 personas al mes, exactamente migrantes, en procesos como lo que este libro y este modelo nos convoca. Retorno, reintegración, reinserción, reencuentros, hagamos permanente todo esto para los miles y miles de compatriotas, y no compatriotas, que en México ven su origen, su destino, su tránsito, su retorno.

Enhorabuena. Esto es incidencia, esto es lo que hay que empujar y lo vamos a seguir acompañando, Muchísimas gracias por estar en esta Comisión.