Sitios de Interés
Palabras de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en la inauguración del Foro Análisis del Proyecto de Reglamentación a la Reforma Constitucional Laboral De 2017

Palabras de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en la inauguración del Foro Análisis del Proyecto de Reglamentación a la Reforma Constitucional Laboral De 2017

Discurso 09/2018
19 de febrero de 2018

Sean ustedes bienvenidas y bienvenidos a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

Yo quiero agradecer a quienes me acompañan acá arribita, que estén sumándose a este esfuerzo, pero también quiero agradecerles a ustedes que estén aquí presentes, y también a quienes nos estén viendo y siguiendo por las redes. El Foro va a estar transmitiéndose en streaming todo el tiempo; entonces, lo que queremos alcanzar es más y más gente aquí.

Estamos aquí presentes gentes interesadas en los derechos laborales, en los derechos humanos. Estamos académicos, está la Comisión, están Magistrados, está la institucionalidad. También tenemos, y es importante destacar, a trabajadores: están representantes del STUNAM, del Sindicato de Telefonistas, de la UNT. Muchos, muy bienvenidas y bienvenidos aquí.

Esto habla de lo que implica exactamente y de los impactos que tiene la discusión sobre la reglamentación de la Reforma Laboral que es básicamente importante para muchos sectores.

El día de hoy, vamos a estar en el Foro de Análisis del Proyecto de Reglamentación de la Reforma Constitucional Laboral de 2017, el cual es convocado de manera conjunta por la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la Ciudad de México; por la Secretaria de Trabajo y Fomento al Empleo del Gobierno de la Ciudad de México, un saludo a la Secretaria Amalia, por favor; del Colegio de Profesores de Derecho del Trabajo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), profesor Larios, gracias; y el Observatorio Ciudadano de la Reforma Laboral, aquí está presente uno de sus impulsores, Consejero de la Comisión, Doctor Alfonso Bouzas; y este Organismo Público Autónomo.

Juntos hemos decidido abrir un espacio de discusión propositiva, por lo que esta mañana podremos escuchar diferentes voces de especialistas en materia laboral, y de aportar y abonar ideas que permitan lograr una Reforma que respete los derechos humanos de los y las trabajadoras.

Como se ha dicho, en estos días se estará llevando a cabo la discusión sobre la iniciativa de reglamentación de la Reforma publicada el 24 de febrero del año pasado.

Conforme al Artículo Segundo Transitorio, por lo que se declaran reformadas y adicionadas las diversas disposiciones de los Artículos 107 y 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de justicia laboral. El plazo para hacerlo vence el próximo 25 de febrero.

De manera textual, en el Artículo Transitorio, se dispuso que el Congreso de la Unión y las Legislaturas de las entidades federativas deberán realizar las adecuaciones legislativas que correspondan para dar cumplimiento a lo previsto en el presente decreto, dentro del año siguiente de la entrada en vigor de la misma.

Ante esta circunstancia, nos preocupa que se planteen iniciativas de reglamentación que desvirtúan el propósito de dicha reforma e introducen temas ajenos a ella, encaminados a precarizar las condiciones de trabajo, lo que ha derivado en un amplio rechazo por parte de organizaciones sindicales, especialistas, académicos y Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), defensoras de los derechos de las y los trabajadores.

Para la Comisión de Derechos Humanos es importante sugerir, sumando esfuerzos de todas las instancias competentes, para prevenir una desvalorización del trabajo, así como para impulsar la protección, difusión y garantía de los derechos humanos laborales establecidos originalmente en el Artículo 123 Constitucional, y plasmados en diferentes instrumentos normativos, tanto a nivel nacional, como internacional.

Empleo estable, salario suficiente y condiciones satisfactorias de trabajo, libertad sindical, contratación colectiva, huelga, derechos y equidad de género, protección al trabajo de niñas, niños y adolescentes, y racionabilidad de derechos adquiridos y justicia laboral, son el conjunto de derechos individuales y colectivos que conforman el concepto de trabajo que debe estar garantizado por el Estado.

Ante este panorama, es alentadora la lucha reivindicativa que han tenido las y los trabajadores para exigir el respeto y protección de sus derechos humanos laborales, tanto en el ámbito local como internacional.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal conoce de los asuntos laborales, a partir de la Reforma Constitucional del 10 de junio de 2011, a través de la Quinta Visitaduría General, creada el primero de febrero de 2012. Se ha dado apoyo y protección a las personas que trabajan en esta Ciudad, y que formulan quejas por actos u omisiones de carácter administrativo de las autoridades locales, buscando les sean restituidos sus derechos por la vía conciliatoria, o mediante las emisiones de Recomendaciones sobre incumplimientos de laudos, sentencias y resoluciones laborales y administrativas, por parte de diversos órganos y autoridades de la administración pública de la hoy Ciudad de México y, entonces, Distrito Federal.

Condiciones para el trabajo digno, violaciones al derecho a las condiciones de seguridad e higiene, otorgamiento de prestaciones, derechos a la capacitación, adiestramiento y profesionalización, derechos a la igualdad y no discriminación con perspectiva de género y el derecho a vivir libre de violencia laboral, entre otros.

La Comisión de Derechos Humanos, preocupada por el sentido y alcance de la iniciativa antes mencionada, de reglamentación, ha participado en diferentes eventos, de entrada siendo y albergando la creación del Observatorio Ciudadano de la Reforma Laboral.

En lo que ahora nos ocupa, hemos sido claros en nuestra posición y nos hemos pronunciado sobre algunos temas incluidos en la iniciativa mencionada, como es el outsourcing, al convertirse en un mecanismo de contratación con terceros, que fomenta el incumplimiento de las obligaciones patronales, derivadas de la relación laboral, así también lo hemos hecho respecto de la incorporación de la normativa laboral de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), que es la referencia económica en pesos, para determinar la cantidad de pago de las obligaciones y supuestos previstos en las leyes y las normas que de ella emanen, con el objeto de sustituir al salario como base en el pago de las indemnizaciones, en casos en que las y los trabajadores y sus familiares y sus beneficiarios se encuentren en situación de vulnerabilidad extrema, incluidos los riesgos de trabajo, ya que afecta su economía para disminuir notablemente su monto.

Hoy, no cabe duda, vamos a recibir y vamos a analizar durante todo este día, diferentes puntos de lo que estamos enfrentando y lo que vamos a enfrentar como país en los próximos días.

Esto no es un Foro académico, esto no es un foro para analizar y quedarnos aquí, diciendo en el aire lo que puede pasar o qué no puede pasar; es un Foro que quiere discutirlo, y luego discutirlo en la lógica de tener planteamientos de quienes convocamos de manera conjunta ante lo que se viene y ante lo que vaya a suceder. Ahorita, ya lo apuntalaron los que me antecedieron en la palabra: requerimos prorrogar el vacatio legis, y para eso, lo que requerimos es un debate más amplio. Lo que requerimos es que esto no se quede con un plazo que, de todos modos, con todo respeto, generalmente nunca se respeta, sino que podamos discutirlo, para tener un debate amplio, ¿qué es lo que necesitamos? Necesitamos la prórroga. Y en eso, y en otras muchas cosas más que, espero, podamos discutir y durante el día de hoy, tengamos un posicionamiento conjunto que, básicamente va a en ese camino, ¿por qué va en ese camino y por qué la Comisión está completamente clara de que en eso tenemos que estar? Porque ya también lo han dicho y lo han dibujado quienes me antecedieron en la palabra: cuando hablamos de derechos laborales, estamos hablando de derechos humanos, y los derechos humanos son para todas y para todos. Cuando tenemos garantizados todos nuestros derechos laborales, tenemos garantizados nuestros derechos humanos. Y también, ya lo apuntalaron: no se trata de relaciones nada más de trabajo. Se trata de paz social, se trata de justicia social, se trata de que cuando nosotros abonamos a los derechos humanos, acortamos las desigualdades y avanzamos hacia la justicia, no nada más la justicia laboral, sino sobre todo, la justicia y la paz social, la justicia democrática, por la que todas y todos estamos luchando todos los días.

 Por eso, para la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal esto no es una materia menor, es una materia central de lo que la hace y por lo que vive, la lucha por los derechos humanos de todas y todos los que habitan por esta Ciudad.

Sean ustedes bienvenidos y mucho éxito. Gracias.