Sitios de Interés
Palabras de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramirez, durante la inauguración de las Jornadas por los Derechos de las Personas Afromexicanas y Afrodescendientes en la CDMX

Palabras de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramirez, durante la inauguración de las Jornadas por los Derechos de las Personas Afromexicanas y Afrodescendientes en la CDMX

Discurso 14/2018
7 de marzo de 2018

Me acerqué a esta agenda, o se acercó a mí, o nos acercamos juntos a partir de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Trabajamos desde hace buen rato en esto que se llama la interseccionalidad y es cuando hablamos de niñas, niños y adolescentes. Llevamos un grupo de especial atención y si a eso le sumamos otras características como puede ser la afrodescendencia, vamos acumulando y vamos teniendo una visión más integral.

A mí por eso, bueno ahorita que estoy en la CDHDF, pero esa agenda va más atrás de lo que ahora estoy y como siempre digo, en estos lugares, esto siempre es temporal, al rato vamos a regresar igual y seguramente espero que regresemos más fortalecidas y fortalecidos.

Me da mucho gusto estar en este evento, porque representa lo que la Comisión tendría que estar haciendo en todas las agendas, es decir, sumando con las organizaciones, con la sociedad civil, con los académicos, con las personas defensoras interesadas para poder hacer alianzas, programas y actividades como esta. En ese sentido agradezco a Afrodescendencias en México, Investigación e Incidencia A.C., a Mulato Teatro, Baobab, a México Negro, Cocina Baobab, Trenzando la Diáspora y a la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), con quienes hoy convocamos, sabedoras que falta mucho por hacer para erradicar el racismo, la xenofobia y todas las formas conexas de discriminación e intolerancia que aún se manifiestan en todos los espacios públicos y privados todos los días; aunque parezca innecesario podemos seguir hablando de todas las personas que enfrentan el odio, la injusticia, la humillación, la discriminación a causa de su color de piel, o por su origen nacional o étnico, en este caso lo que hoy nos ocupa es la enorme invisibilidad que se tiene con relación a la población afromexicana y afrodescendiente, no nada más en esta Ciudad, sino en general en este país.

Por ello esta Comisión se suma a la conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial y las acciones del Decenio Internacional de las Personas Afrodescendientes, con este esfuerzo colectivo para continuar visibilizando y promoviendo los derechos de las personas afrodescendientes y afromexicanas.

De acuerdo con la Encuesta Intercensal del INEGI 2015, en nuestro país habitan 1 millón 382 mil 853 personas afrodescendientes, es decir, 1 persona por cada 100 habitantes de México. Asimismo, en lo que se refiere a la Ciudad de México el 1.8% de la población se considera afromexicana, es decir, aproximadamente 160 mil 535 personas. Esto nos coloca arriba de la media nacional en la Ciudad, pero además, tomemos en cuenta y lo sabemos, que el Censo no registra, y no registra lo suficiente la adscripción, ni la pertenencia, ni la identidad afrodescendiente y afromexicana, entonces estamos también sobre un subregistro. Sin embargo, uno de los grandes logros de estos colectivos, y de estas organizaciones ha sido que haya registro para empezar. Vamos poquito a poco, pero vamos avanzando.

En esta Ciudad gracias al esfuerzo y compromiso de las Organizaciones y de la Sociedad Civil, personas afromexicanas y grupos académicos, que esta Comisión ha venido acompañando, se logró incluir el reconocimiento de los derechos humanos de las personas afrodescendientes y afromexicanas en el Artículo 11 de la Constitución de esta Ciudad como un grupo de atención prioritaria, con ello se estableció un estándar para la garantía de los derechos humanos y pauta para otras Constituciones locales, así como para la propia Constitución federal, sin las cuáles no se considera su reconocimiento y sus contribuciones históricas y presentes para la construcción de nuestro país.

En este Organismo Autónomo estamos comprometidos con la participación de la sociedad civil y la academia a dar seguimiento a la agenda de los derechos de las personas afrodescendientes y afromexicanas para incidir en las diferentes tareas que se desprenden del reconocimiento constitucional en la Ciudad de México, como es la generación de la Ley Local sobre Derechos de las Personas Afrodescendientes y Afromexicanas, asimismo seguir en el ámbito de nuestras competencias sumando esfuerzos para que se firme y ratifique la Convención Interamericana Contra el Racismo, la Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia, estándar en la materia para sumar a nuestro parlamento nacional y local.

Hoy, este año y el que sigue, es una gran tarea que vamos a realizar en conjunto con relación a las normas secundarias de lo que deriva la Constitución. Una parte importante es esta agenda, que no nada más es una Ley particular, sino cómo transversalizamos, que sea pronta la visión, de atención a este grupo prioritario, pero no nada más eso, a reconocer que en esta Ciudad y en este país el racismo existe.

Por ello la Jornada que hoy nos convoca tiene como objetivo promover los derechos de las personas afromexicanas y afrodescendientes, ya que es primordial que en esta Ciudad se les reconozca como parte de nuestra población y nos apropiemos de sus conocimientos tradicionales como patrimonio cultural y artístico propio para dejar de sentirlos en la otredad y con ello combatir prejuicios, estigmas, en los cimientos que den el racismo.

Más que dejar de sentirlos en la otredad, creo que todos nos tenemos que sentir en la otredad, creo que el camino exactamente para este tipo de estigmas y discriminaciones, es básicamente sentir que todos somos otros, y en esa otredad, no incluyentes, sino inclusivos, que también es diferente, en la lógica de lo que nos hace y nos fortalece, en la multiculturalidad más allá del discurso, sino en la práctica viva que nos refuerza, nos recrea y nos reconstruye y nos fortalece, en este caso como “chilangos”.

Con trabajos como los de hoy seguiremos generando la energía colectiva necesaria para romper la invisibilidad social e institucional que aún existe, lo cual es importante para que las personas afromexicanas se… sin miedo a ser violentados o discriminados por reivindicar su origen étnico-cultural, su origen de ser mexicanos, su origen de ser chilangos y se sumen a la exigencia que se ha hecho valer y que suscribimos: nunca más un México, sin afrodescendientes, nunca más una Ciudad de México sin afroamericanos, ni afrodescendientes.

Sean ustedes muy bienvenidas y bienvenidos a esta Comisión. Gracias.