Sitios de Interés
Mensaje inicial de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, ante el pleno de la ALDF con motivo de la presentación del Informe Anual 2017 de este organismo

Mensaje inicial de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, ante el pleno de la ALDF con motivo de la presentación del Informe Anual 2017 de este organismo

Discurso 23/2018
3 de abril de 2018

Muy buenas tardes, Diputadas y Diputados de esta Honorable Asamblea Legislativa; integrantes del Consejo de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) que me acompañan; a los representantes del Gobierno de la Ciudad de México, que también me acompañan; en particular, al Secretario de Salud, la Secretaria del Trabajo, el Subsecretario de Gobierno, la Presidenta del Consejo Para Prevenir y Eliminar la Discriminación, el Procurador Ambiental, el Magistrado Presidente del Tribunal Electoral de la Ciudad de México, la Magistrada del Tribunal Electoral de la Ciudad de México, la Comisionada del Instituto de Transparencia y Acceso a la Información, la Magistrada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Consejera del Consejo de la Judicatura, Subprocuradora de Atención a Víctimas del Delito de la Ciudad de México y al Subprocurador de la Procuraduría de Derechos Humanos; asimismo, de la Federación de Ombudsperson, al Ombudsperson de San Luis Potosí, y la Magistrada del Tribunal de Conciliación y Arbitraje que también nos acompaña; especialmente, a las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC); a los ciudadanos y ciudadanas que están aquí, acompañándome, a mis compañeras y compañeros de trabajo.

El Informe de actividades 2017 que hoy vengo a presentarles en cumplimiento a la Ley de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, representa el trabajo de todas las personas que laboran en la Comisión y tiene por objeto exponerles la situación que guardan los derechos humanos en la Ciudad de México.

Comenzaré detallando las acciones que la Comisión realizó en el marco de sus programas institucionales en torno a la protección, defensa, vigilancia, promoción, estudio, educación y difusión de los derechos humanos, establecidos en el orden jurídico mexicano y en los instrumentos internacionales en la materia.

La defensa de los derechos humanos hoy en día nos obliga a prevenir sus violaciones, así como a volverlos exigibles. En materia de Defensa, en 2017 la Comisión proporcionó 34 mil 523 servicios; es decir, nuestra Dirección de Quejas brinda un promedio de casi 100 servicios diarios, durante las 24 horas los 365 días del año.

Además, la CDHDF, amplió su alcance a través del despliegue de 11 unidades del Ombudsmóvil con el fin de brindar atención a diversos núcleos de población en múltiples zonas de la Ciudad. En dicho periodo, se recorrieron en total 17 mil 698 kilómetros y se participó en 555 jornadas, manifestaciones públicas y eventos.

En el marco de las acciones de prevención, la Comisión implementó 160 operativos para la supervisión, acompañamiento y monitoreo de marchas y movilizaciones en la Ciudad, buscando vigilar y documentar situaciones que pudieran implicar violaciones a los derechos humanos.

En cumplimiento de la obligación de la Comisión, y específicamente con la finalidad de garantizar los derechos a la vida, a la integridad personal y a la seguridad, se solicitaron 6 mil 470 Medidas Precautorias a diferentes autoridades.

De las denuncias recibidas en 2017, se registraron 8 mil 812 expedientes de quejas, los cuales fueron turnados a cada una de las cinco Visitadurías Generales para su atención, investigación y determinación; 91 investigaciones fueron iniciadas de oficio, al conocer de hechos presuntamente violatorios de derechos humanos a través de los medios de comunicación o durante las diligencias realizadas.

De la sistematización de las quejas se desprende que los hechos denunciados ocurrieron en mayor medida en las Delegaciones Iztapalapa, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero y Xochimilco; y que las autoridades señaladas como presuntamente responsables, fueron principalmente la Secretaría de Gobierno, la Procuraduría General de Justicia, la Secretaría de Seguridad Pública y la Secretaría de Salud.

Respecto de los derechos mencionados, prevalecen presuntas violaciones a los Derechos a la Seguridad Jurídica, de las personas privadas de la libertad, a la Salud, de la víctima o persona ofendida, a la Integridad Personal y al Trabajo, entre otros.

En total, y como resultado de la labor de las y los Visitadores, se concluyeron 9 mil 382 expedientes de quejas y se emitieron siete Recomendaciones dirigidas a distintas autoridades de la Ciudad de México, las cuales concentraron 42 expedientes y más de 108 personas agraviadas.

En dichas Recomendaciones se determinó la violación a derechos humanos por diversos motivos: detenciones arbitrarias, violencia institucional contra mujeres adolescentes en internamiento; omisiones al deber de custodia en juzgados cívicos; omisiones en la investigación de feminicidios y homicidios de periodistas y defensores de derechos humanos; uso desproporcionado de la fuerza; violencia obstétrica; y mala práctica médica. Éstas fueron dirigidas a distintas autoridades de la Ciudad de México, y cuatro fueron aceptadas en su totalidad, y tres parcialmente.

Los instrumentos recomendatorios emitidos, reflejan la prevalencia sistemática de violaciones a derechos humanos acreditadas en años anteriores y de las cuales aún existen numerosas Recomendaciones en seguimiento. Tal es el caso de las reiteradas omisiones para investigar, por parte de la Procuraduría General de Justicia, así como la falta de aplicación de protocolos específicos en las investigaciones; las deficiencias de cuidado de probables infractores en Juzgados Cívicos; la persistencia del uso desproporcionado de la fuerza por parte de elementos policiacos; así como la mala práctica médica y la violencia institucional hacia las mujeres en distintos ámbitos del Gobierno.

A partir de las violaciones a los derechos humanos acreditadas en las Recomendaciones del 2017, se hizo evidente la necesidad de que el Gobierno de la Ciudad de México rinda cuentas de las acciones emprendidas para atender casos de violencia de género, incluido el feminicidio, tal como mis antecesores lo señalaron.

No obstante que el 2017 se constituye como el segundo año con menor número de Recomendaciones en la historia de esta Comisión, es importante resaltar que se alcanzaron avances en el cumplimiento de los instrumentos recomendatorios sujetos a seguimiento, al concluirse 261 puntos y 14 Recomendaciones en su totalidad.

Entre dichas acciones destacan el pago de indemnizaciones a 106 víctimas relacionadas con 24 Recomendaciones emitidas desde 2007; y la elaboración, revisión y publicación de manuales y protocolos para regular la actuación de las autoridades en el contexto de manifestaciones o reuniones.

Me resulta prioritario destacar que más de 97% de los expedientes de queja recibidos en 2017, fue calificado como queja presuntamente violatoria de derechos humanos; esto nos quiere decir que la ciudadanía va reconociendo sus derechos, y una adecuada atención realizada por las y los Visitadores. Este hallazgo debe impulsar a las dependencias a estar a la altura de una ciudadanía consciente de sus derechos.

En cumplimiento de sus obligaciones, la CDHDF presenta con su Informe Anual 2017, un Volumen dedicado a las Defensoras de Derechos Humanos en la Ciudad de México, donde visibilizamos su participación en el ámbito público e instamos a reconocer, reivindicar y promover el papel de las mujeres en la defensa, promoción y difusión de los derechos humanos.

Cabe destacar que la Comisión emitió la Recomendación 4/2017, que aborda el caso del feminicidio de una defensora de derechos humanos que en 2015 fue asesinada junto con otras cuatro personas. En dicha Recomendación, la CDHDF documentó tanto el incumplimiento sistemático y continuo de la obligación de las autoridades de investigar los delitos de forma efectiva, diligente e imparcial; como la violación del derecho de las mujeres víctimas de una vida libre de violencia.

Adicionalmente, la Comisión cuenta con la Relatoría por el Derecho a Defender los Derechos Humanos, desde donde se registró que de enero a diciembre de 2017 se efectuaron 378 agresiones, de las cuales 75 se cometieron en contra de mujeres y 27 contra grupos de mujeres. Las 75 agresiones registradas contra mujeres fueron: hostigamiento, agresión física, acceso ilícito a sistema y equipos de informática, bloqueo informativo, robo, despido injustificado, abuso de autoridad, violencia contra las mujeres, amenazas, detención en masa, obstaculización a la libre reunión, discriminación, obstaculización a la defensa de los derechos humanos, lesiones, detención arbitraria, allanamiento, declaraciones públicas y denegación de justicia.

Otro de los trabajos relevantes de la Comisión fue la defensa de la Constitución Política de la Ciudad de México en el contexto de las impugnaciones presentadas en su contra ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), al presentar argumentos a través de la figura del Amicus Curiae, y mediante el lanzamiento de la campaña En los derechos humanos… ¡Ni un paso atrás!

Esto es de suma importancia, si tomamos en cuenta que el texto constitucional reconoce un amplio catálogo de derechos y garantías para las personas que habitan y transitan por esta Ciudad, y refuerza las atribuciones de la Comisión para garantizar la protección, defensa y promoción de los derechos humanos.

En cuanto a las acciones de Promoción y Difusión que desempeñamos, se impulsaron diversas acciones educativas, de comunicación, investigación, edición y vinculación. Estos esfuerzos permiten trazar una ruta hacia una gestión desde un enfoque integral, buscando en todo momento consolidar la Cultura de los Derechos Humanos, el empoderamiento de las víctimas y la incidencia en políticas públicas.

En el marco de la vinculación y cooperación institucional, la Comisión mantuvo una relación estrecha con las Comisiones, Procuradurías y Defensorías de Derechos Humanos del país, en el contexto de su participación en la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos.

De igual manera, se acudió a diversos eventos y reuniones con el cuerpo diplomático, con la intención de fortalecer las relaciones en el ámbito del Proyecto de Atención Especializada a Personas Extranjeras; se participó en diversas reuniones con el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos.

Se destaca que, en el último bimestre del 2017, que es básicamente el que comprende el inicio de mi periodo en la Comisión, se vinculó con cerca de 300 Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) con el fin de promover el encuentro orientado a la colaboración sobre diversas agendas de derechos humanos, personas y grupos de atención prioritaria, en específico mujeres; personas con discapacidad; personas indígenas y de pueblos originarios; niñas y niños; personas migrantes, refugiadas y sujetas de protección internacional; personas jóvenes; personas defensoras de derechos humanos; personas mayores; personas de la comunidad LGBTTTIQA+; y personas afrodescendientes y afromexicanas.

En este sentido, destaca el conversatorio realizado en el marco del Día Internacional contra la discriminación racial, “Hacia la construcción de la legislación de los derechos humanos de las personas afrodescendientes y afromexicanas en la Ciudad de México”.

Se consolidaron acciones de vinculación con organismos regionales e internacionales de derechos humanos, entre las que destacan en particular el seguimiento al Convenio de Colaboración con la Organización de los Estados Americanos, la presentación de tres Amicus Curiae ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la entrega de reportes sobre la situación de los derechos humanos en la Ciudad y la celebración de reuniones con Relatoras y Relatores de mecanismos internacionales y regionales, en el marco de sus visitas a México.

En materia de educación en derechos humanos, se impulsaron mil 40 actividades de promoción, formación y capacitación que sumaron 6 mil 580 horas en beneficio de 51 mil 615 personas, principalmente mujeres, a través de actividades lúdicas y artísticas. Además, se llevaron a cabo más de 120 diplomados, cursos, seminarios y/o talleres de capacitación para profesionalizar a servidoras y servidores públicos.

La Comisión contribuyó también a la generación de contenidos especializados y a su divulgación en ferias, eventos y a través de la Biblioteca “Norma Corona Sapién”. Se editaron 60 obras que abonaron a la promoción de la cultura de los derechos humanos, entre las que destacan la revista de derechos humanos Dfensor, la revista electrónica de investigación aplicada en derechos humanos métodhos, y un informe sobre la situación de los derechos humanos de las mujeres.

Por su parte, se dio seguimiento al desarrollo de la actividad legislativa y se entregaron observaciones a 51 proyectos de leyes, acuerdos y protocolos, tanto en el ámbito nacional como en el local, con el fin de incidir en la incorporación del enfoque de derechos humanos en dichos instrumentos regulatorios.

Para continuar fortaleciendo los procesos de promoción de los derechos humanos en la Ciudad de México se realizaron 551 actividades de promoción e incidencia en las 16 Delegaciones políticas, y se impulsó la vinculación con instituciones académicas y diversas instancias nacionales e internacionales.

A través de los programas de Recreación, Deporte, Salud y Actividades Culturales; de Derechos Humanos y Medio Ambiente; para la Atención de Personas con Discapacidad; por la Igualdad y la No Discriminación; y de Equidad de Género, se buscó transversalizar y desarrollar la participación del personal de la Comisión en actividades recreativas, culturales, deportivas, de cuidado de la salud, de derechos humanos y medio ambiente, de atención a personas con discapacidad, y de igualdad y no discriminación.

Por medio del mantenimiento y administración de sus sistemas de información e infraestructura tecnológica, la Comisión garantizó la seguridad, eficiencia y continuidad de sus servicios y aplicaciones institucionales. Además, el órgano de control interno llevó a cabo acciones de prevención y rendición de cuentas, mientras que el área jurídica aseguró que la actuación de la CDHDF se apegara a la normatividad aplicable. Asimismo, la Comisión garantizó la cabal atención, por medio de su Unidad de Transparencia, a las mil 357 solicitudes recibidas en materia de derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de datos personales y del derecho de acceso a la información.

Al respecto, en septiembre de 2017 el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (Info-DF), realizó la Primera Evaluación Diagnóstica de las Obligaciones de Transparencia que deben publicar en sus portales de internet los sujetos obligados de la Ciudad de México 2017, en la que la CDHDF obtuvo un puntaje de 81.3 en el Índice Global de Obligaciones de Transparencia de la Información Publicada en el Portal de Internet, colocándonos en el primer lugar de las instituciones y Delegaciones evaluadas en esta Capital.

No quisiera terminar sin abordar un tema imperante para esta Comisión, y que es la emergencia derivada de los sismos ocurridos en el mes de septiembre de 2017, situación que requirió la atención inmediata por parte de la Comisión. A partir de estos hechos, se impulsó la realización de más de 300 acciones entre las que destacan la emisión de 21 Medidas Precautorias, la investigación de más de 30 quejas contra diferentes autoridades, la realización de alrededor de 150 recorridos para verificar las condiciones específicas en las zonas de rescate, reuniones con personas afectadas, la entrega de víveres y la documentación de la situación en distintos edificios afectados en su estructura.

Esta Comisión considera que el enfoque de Derechos Humanos y la perspectiva de género deben ser los ejes rectores en la reconstrucción de la Ciudad de México. Tras los sismos, se evidenciaron problemas respecto al ejercicio de diversos derechos, como reflejo de disposiciones institucionales que es necesario reconfigurar.

Ya varias Diputadas y Diputados que me antecedieron en la palabra, hicieron notar cuáles eran: falta de certeza jurídica, problemas por la información; cuestiones que nosotros estuvimos documentando en una Audiencia Pública que hicimos el pasado 16 de marzo.

A seis meses, la Comisión de Derechos Humanos ha recibido 75 quejas que están asentadas en la Tercera Visitaduría; 22 de ellas son por daños pendientes en dictaminación; 5 por construcciones que causaron daños de inmuebles; 5 por inmuebles colapsados; 4 por inmuebles por alto riesgo al demoler; 4 pendientes de dictaminar.

Estas 75 corresponden a las que teníamos hasta el 15 de marzo. El 16 de marzo que hicimos la Audiencia Pública, sumamos otro tanto, lo que nos suma en total ahorita en la Comisión, 102 quejas relacionadas a los sismos y a la reconstrucción.

A partir de estas Audiencias, que continuaremos haciendo con víctimas, en éstas participaron 133; vamos, inicialmente, no nada más a seguir las quejas en comento, sino vamos a empezar a integrar un Informe Especial que tenga que ver exactamente con el proceso de construcción.

Diputadas y diputados, esta presentación representa una síntesis del Informe que les fue enviado en tiempo y forma, a fin de rendir cuentas sobre las actividades de 2017; este ejercicio constituye una revalorización de las instituciones que van más allá de quien las dirige.

Dado que mi gestión durante el año que se informa se limita a los dos últimos meses, sin duda, el trabajo de la Comisión y los 24 años que le anteceden, se ha construido a partir del trabajo de la gente que la integra, es por ello que estoy convencida que esto no podría ser posible sin el trabajo de las compañeras y compañeros.

Aprovecho para reconocer el trabajo comprometido de todas y todos los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal y, en especial, de su Consejo, órgano colegiado que orienta el quehacer de esta Comisión.

Con este breve recuento de lo que ha realizado la Comisión durante el año pasado, podemos darnos cuenta de la importancia de nuestra labor para la vida democrática de la Ciudad, la gobernabilidad, la justicia y la paz, en el contexto de la plena vigencia de los derechos humanos, tal y como lo señala la Constitución de nuestra Ciudad.

En razón de ello, a 25 años de su creación, continuaremos fortaleciendo sus capacidades para contar con un Organismo autónomo, abierto al diálogo, con capacidad y fuerza en la promoción y defensa de los derechos de todas y todos, y la atención a víctimas de una manera integral.

Muchas Gracias.