Sitios de Interés
Palabras de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en el lanzamiento de la Campaña “La Diversidad Cultural Nos Enriquece”.

Palabras de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en el lanzamiento de la Campaña “La Diversidad Cultural Nos Enriquece”.

Discurso 38/2018
21 de mayo de 2018

Muy buenos días a todas y todos. Quiero agradecer inicialmente a Alejandra Haas, por estar aquí. Pero no nada más por eso… Es, digamos, venimos a presentar un spot, una Campaña de difusión, que lideró el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) y, en el contexto del Movimiento. Y, bueno, también agradecerles que nos hayamos puesto de acuerdo para que sea aquí, en esta Comisión, en donde presentemos y hagamos público este esfuerzo.

También a Jacqui, no somos primas, pero somos vecinas, básicamente, naturalmente la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) hace una gran mancuerna con el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) y, por lo tanto, con su Presidenta.

Y también agradecer a Rosalinda Morales, que forma parte del Movimiento, es decir, la Secretaría de Educación Pública lo hace, y ella es una participante activa en él; y a la Consejera de la Comisión, Tania Espinosa, por estar acompañando este momento con nosotras.

En el 2001 se aprobó la Declaración Universal de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), cuestiones sobre la diversidad cultural. Y al año siguiente, y ante la Asamblea General de la ONU, declaró el 21 de mayo como el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, con el objetivo de promover la cultura en toda su diversidad y forma. He ahí por qué estamos hoy presentando esta Campaña y por qué estamos aquí reunidos y reunidas.

En consecuencia, en 2005 se creó el Movimiento Nacional por la Diversidad Cultural de México (MNDCM), que surge de la inquietud de diversos organismos gubernamentales y de instituciones académicas en impulsar acciones de incidencia en la sociedad mexicana para que se reconozca y valore en la diversidad cultural, que caracteriza a las personas que habitan y transitan en el territorio nacional.

El Movimiento considera la diversidad como fuente de originalidad y pluralidad, materia de innovación, creatividad, intercambio y enriquecimiento, y mira la educación como una poderosa herramienta para la promoción de la diversidad cultural.

Forman parte de este Movimiento Nacional la Coordinación General de Educación Intercultural y Bilingüe (CGEIB); el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS); la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI); la Dirección General de Cultural Populares; la Dirección General de Educación Indígena; la Secretaría de Salud; el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI); la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México; la UNESCO; la Universidad Pedagógica Nacional (UPN); la Dirección General de Atención a la Comunidad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); el Instituto Nacional Electoral (INE); el Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural e Interculturalidad; la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades de la Ciudad de México (Sederec); el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH); el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA); la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México; y aquí CONAPRED, COPRED y la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

Lo importante, de entrada, de resaltar, es que generalmente, cuando hablamos de Movimiento, pensamos en Organizaciones Sociales, y aquí estamos hablando un Movimiento que está básicamente integrado por instituciones y por instituciones académicas. De entrada, esto marca una diferencia y, por lo tanto, también marca un sentido de institucionalidad y de política pública diferente; es una apuesta que además tiene, como en todos los movimientos, retos que enfrentar. Uno de ellos, por ejemplo, es cómo hemos podido conservar el Movimiento trans-administraciones.

Es decir, no importa quién esté, lo importante es que este Movimiento es un movimiento que tiene que perdurar más allá de quién está al frente de una Dirección o de una Comisión o de un Consejo. Es decir, y lo hemos hecho, lo hemos logrado por más de diez años y es afán de las aquí presentes y del Movimiento en su conjunto de que, en lo que viene, lo que estamos enfrentando en breve, también sea parte de lo que van a ser las agendas de Gobierno, de lo que vamos a vivir en los próximos meses.

Estas instituciones dieron el voto de confianza, como lo refirieron quienes me antecedieron en la palabra, a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, de ser el Secretariado Técnico de este Movimiento, para el período 2018-2020. Es decir, nos toca juntos y juntas exactamente vivir la transición, fortalecer el Movimiento en el próximo par de años.

Recibimos esta tarea después de que, como Jacqui lo mencionó, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México estuviera como Secretario Técnico desde el 2016.

Los retos en materia de diversidad cultural, ya los han algunos mencionado mis compañeras, pero también se liga, nada más quiero hacer énfasis, no nada más a los procesos de cómo incluyes y no excluyes; como no discriminas, sino incorporas; también hacen referencia en cómo tenemos que vivir la cultura en general.

Es decir, el Movimiento y el propio proceso de la diversidad cultural deviene a que no haya una cultura hegemónica, y que la cultura se alimenta de lo diverso, y que lo diverso si lo representan las expresiones culturales, a través de lo que somos los seres humanos y las personas, las personas en nuestra diversidad, las personas no nada más en nuestro físico o de dónde venimos, sino en lo que se traduce esto, en términos de cultura y en términos de riqueza.

Y ¿qué más triunfo, que hacerlo en esta Ciudad? En esta Ciudad que no puede ser entendida si no es por la construcción de la diversidad cultural que en momentos trata de ocultarlo. Es decir, por un lado, quienes llegamos, y nuestros padres, nuestros abuelos, nosotros propios construir esta Ciudad, lo hacíamos pensando en pertenecer destruyendo nuestra identidad.

Hoy por hoy, lo que se trata el futuro del mundo, y está planteado que en diez años, ocho de cada diez personas van a vivir en ciudades. Las ciudades no se pueden entender sin la construcción de la diversidad y lo que se intenta aquí es pensar que puedes ser Ciudad, puedes hacer Ciudad dentro de la diversidad y no pensando que tienen que homogenizar.

En esta Ciudad confluyen casi las 70 variedades lingüísticas de nuestro país. Hoy por hoy, tenemos un gran reto, en términos de exactamente cómo eso construye ciudad y construye ciudadanía. De ahí la importancia de que nosotros, no nada más por ser el Secretariado Técnico, sino por estar en esta Ciudad, veamos en esta Campaña y veamos en lo que el Movimiento está planteando.

¿Qué tenemos hoy enfrente en la discusión política? Tenemos poco. A nivel nacional, el 14 de mayo se hizo una reunión sobre cultura con los representantes de todos los candidatos a la Presidencia de la República, y básicamente la cultura quedó como ‘Pues sí, nos comprometemos a cosas, pero será la Secretaría de Hacienda, en su momento, quien determinará cuánto le vamos a meter específicamente, por ejemplo, al desarrollo cultural’.

En el caso de la Ciudad de México, en la mayoría de las plataformas, por lo menos cuatro de los seis candidatos, tanto independientes como coaliciones, plantean cuestiones que tienen que ver con el derecho a la cultura, pero siempre se quedan sin el cómo y como además, incorporar, incluir esta visión de la diversidad cultural, que va más allá del Derecho a la Cultura tradicional, sino como bien lo dice el día, la diversidad cultural y la incorporación en términos de desarrollo, en términos de construcción de ciudadanía y de democracia.

Entonces, falta todavía aún mucho que hacer. Yo creo que el Movimiento, hoy estamos dando a conocer la Campaña que CONAPRED realizó, pero no nos podemos quedar así, tenemos un gran reto para que esto suceda no nada más en esta Ciudad, sino en el país. Y que los políticos entiendan esta dimensión de la cultura, que va más allá de si creo o no alguna que otra biblioteca, y si hago o no alguna obra de teatro; que tiene qué ver con la vida misma, tiene qué ver con lo que comemos, lo decíamos ahí; con cómo hablamos, lo decíamos ahí; con cómo nos expresamos, de dónde venimos y hacia dónde vamos.

Entonces, muchísimas gracias por estar aquí presentes y, como dice Jacqui, los invitamos a que nos ayuden a difundir esta Campaña, que consideramos es muy importante para la Ciudad y para el país.