Sitios de Interés
Entrevista a la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en la presentación del Informe Anual ante la Sociedad 2017.

Entrevista a la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en la presentación del Informe Anual ante la Sociedad 2017.

Transcripción 31/2018
11 de junio de 2018

Pregunta (P): Nashieli, ¿cuáles siguen siendo las principales violaciones de derechos humanos en la Ciudad? Sabemos que hay avances, pero ¿qué es lo que sigue presentado la gente aquí?

Nashieli Ramírez Hernández (NRH): El debido proceso es una de las principales violaciones. Y derivado del debido proceso, entonces vienen violaciones derivado de eso. Pero es lo que más continuamos teniendo de más. Aunque se ha ido moviendo, por ejemplo, te puedo decir reconstrucción. No lo vas a creer pero reconstrucción del debido proceso es una de las violaciones. En la medida en que la gente no tiene certeza, no sabe qué va a pasar se acumula sobre violación sobre el debido proceso.

P: ¿Cuáles son las dependencias que son más señaladas?

NRH: La Procuraduría General de Justicia, la Secretaría de Seguridad Pública, son las más señaladas, siguiendo después con la Secretaría de Salud. Tenemos problemas en práctica médica, violencia obstétrica. Tenemos Recomendaciones sobre eso.

P: Presidenta, mencionaba un número de más de 35 mil servicios, ¿esto comparado con años anteriores cómo se ha comportado, ha aumentado, ha disminuido?

NRH: Ese es dato del 2017. Yo creo que este año lo vamos a rebasar porque la acumulación de servicios y quejas por lo menos de febrero a mayo de este año está duplicando en el mismo periodo.

P: ¿Se están violando más los derechos humanos? ¿Está aumentando la denuncia? ¿Qué es lo que está pasando?

NRH: Yo creo que hay varias cosas. Se combina el asunto de tres cosas que hemos estado viendo. Lo primero tiene que ver con reconstrucción; o sea, de toda la parte de desarrollo urbano. Lo segundo tiene que ver con cosas muy cotidianas como puede ser el agua; cuestiones de programas sociales también; por ejemplo tenemos problemas, hay muchas quejas derivadas de la tarjeta de adultos mayores, donde no está llegando la tarjeta ni está llegando servicio a los adultos. Y, combinado con eso, sí hay como una suerte, y ustedes lo han notado, una exacerbación a la violencia cotidiana en las calles. Entonces eso lo que implica también es abusos de autoridad, abusos de las fuerzas policiacas, sobre todo con chavos, con jóvenes y ahí también se ha venido incrementado el número de quejas.

P: ¿En materia de agua cuántas quejas tienen?

NRH: En materia de agua tenemos 148.

P: ¿De cuándo?

NRH: Nada más de este año.

P: ¿Pero quejas de agua en qué sentido, Presidenta?

NRH: Por falta de agua. Es falta de suministro o el que las pipas no están llegando o que se les cobra en demasía cobro excesivo…

P: ¿En qué delegaciones?

NRH: En Delegaciones Iztapalapa, Benito Juárez e Iztacalco, principalmente.

P: ¿Y cuántas personas han presentado estas quejas?

NRH: Generalmente no vienen de manera colectiva, vienen de manera peticionarios individual, pero generalmente son el vecino que está coordinando y es el que viene a presentar la queja.

P: Presidenta, también usted hablaba ahorita de que la reconstrucción ha traído más quejas y todo. De lo que nos explicó de 2017, ¿cómo se ha comportado y ahora en 2018 cómo va esto de los damnificados, reconstrucción, violaciones, como lo mencionaba?

NRH: Pues se ha incrementado. El número de quejas se viene incrementando a raíz de estos procesos. Por ejemplo, el año pasado las quejas no eran por la reconstrucción, eran básicamente las quejas por la atención por el sismo. Entonces teníamos quejas abiertas por tardanza, porque no se les daba información, porque los albergues estaban mal, y ese tipo de quejas. Eso se ha ido cerrando, porque en la medida en que acaba la emergencia pues acaban esas quejas. ¿Qué tenemos este año? El bloque fuerte de quejas este año es por reconstrucción. Es decir, son la necesidad que la gente tiene de que ya quiere tener lugar donde vivir; tiene que tener la certeza sobre el tipo de apoyo va a recibir, porque hay una serie de requisitos que se han venido, como ustedes saben, prolongando y que han hecho que la gente presente más quejas alrededor de eso. Por ejemplo, ahorita tenemos adicional sin queja, porque nosotros no trabajamos directamente con las escuelas, por ejemplo, pero sí tenemos un espacio de discusión y de comunicación con lo que está pasando en las escuelas, que no nada más tiene que ver con reconstrucciones o rehabilitaciones de las mismas, sino los procesos en la dinámica escolar que se han venido generando a partir de que hay niños que están en escuelas en donde no deberían de estar, o hay niños que han estado ya con retrasos escolares exactamente por estos movimientos; y son efectos de lo que nosotros llamamos que es algo que vamos a seguir viviendo en este proceso y no es nada más la reconstrucción en términos de los ladrillos, es la reconstrucción de vida enteras de familias y de gentes, y es lo que vamos a tratar de abordar.

Les adelanto, estamos haciendo dos caminos alrededor de la reconstrucción. Uno es un Informe Especial que tardará alrededor de dos meses, o un mes, no va a pasar mucho tiempo. El otro que recoge lo de las Audiencias y mucho trabajo que hemos estado haciendo alrededor de eso. Y el otro son la emisión, cuando sea pertinente, de alguna Recomendación alrededor igual de eso.

P: ¿Con qué cifras podríamos ejemplificar cómo se ha desarrollado o han aumentado estas quejas de atención a damnificados y ahora a la reconstrucción? ¿Tenemos algunas cifras, datos, cuántas personas?

NRH: Podríamos dártela, te las mandamos ahorita con comunicación, el comparativo para no darte cifra…

P: Presidenta, en el tema de seguridad se ha registrado un año muy atípico aquí en la Ciudad de México. ¿Considera usted que las autoridades han fallado en el derecho de garantizar la seguridad a los propios capitalinos o qué está pasando?

NRH: Sí, como tú lo señalas, estamos teniendo problemas de seguridad y el problema son dos: uno, si la autoridad se está viendo rebasada o no a partir de esta ola. Pero lo que más nos preocupa es que esto genera una respuesta que generalmente es una respuesta muy autoritaria. Y entonces lo que está pasando es que están aumentado, pero también en lugar de ejercer y de hacer políticas para disminuir y proteger, lo que está pasando es que está aumentando la violencia, está aumentado, y ustedes lo comentan también, el uso excesivo de la fuerza y las detenciones arbitrarias por parte de Seguridad Pública.

P: ¿Entonces ahí qué es lo que se tiene que hacer? ¿Hacer trabajo más preventivo, trabajo de reconstrucción del tejido social?

NRH: Naturalmente. Totalmente. Seguimos pensando, y ese yo creo que es el error, es que los problemas de seguridad solamente se atacan con una visión de seguridad pública y mano dura. Está probado que no es así. Tenemos que regresar otra vez a un esquema que es un esquema de prevención, sobre todo si tomamos el rubro de la edad de quienes están participando en su mayoría en esto. Estamos hablando de jóvenes, de menores de 29 años, muchos de ellos además en edad escolar, en donde todavía tendrían que estar cubiertos con otro tipo de programas más de índole preventiva que punitiva.

P: ¿Qué es en lo que falla la autoridad en ese sentido, Nashieli, o en dónde pierde para llegar a estos niveles de inseguridad?

NRH: Yo creo que el pensar que es función de una Secretaría. Es decir, tú le preguntas a la Secretaría de Seguridad Pública y te dice: “No, sí voy a las escuelas, sí hago sensibilización y se toman fotografías con los motociclistas y los perros guía y todo eso”. No, el fenómeno del aumento de la inseguridad y de la delincuencia es un fenómeno integral, que tiene que ver desde educación, cómo los mantienes en el ámbito educativo; tiene que ver con una política de primer empleo; tiene que ver con fenómenos de violencia que se dan desde las casas muy niños y muy pequeños y que tendrías que estar previniendo ahí; tiene que ver desde cómo atacas en términos generales o cómo enseñas a los niños y a los adolescentes a convivir, a respetar al otro y eso. Eso es, entonces no puede ser de una Secretaría. Tiene que conjuntarse con no nada más uno, sino con todo, porque si no sigues pensando de manera punitiva.

P: ¿Pero esta disposición del Gobierno de venir y manifestar que están dispuestos se está quedando entonces únicamente en el discurso?

NRH: No en este caso. Una cosa es que no tenga la visión de prevención y eso. Nosotros por lo menos ahorita estamos esperando, ya recibimos las primeras respuestas, les adelanto, de la primera Recomendación que dimos. Tenemos la aprobación total del Tribunal; tenemos la aprobación de la Secretaría de Seguridad Pública y estamos esperando nada más detalles con la Procuraduría. Eso es avance. La Recomendación lo que hace y lo que intenta hacer es garantías de no repetición y restitución igual de derechos de las víctimas afectadas, en este caso los familiares de Lesvy. Hay disposición. Tenemos mesas de diálogos sobre muchos aspectos de la vida cotidiana de la Ciudad y eso sí es un avance. Yo creo que los procesos son procesos lentos, pero de que hay una disposición lo hay. Y de hecho, sí hay que destacar que hacía mucho tiempo, de entrada por lo menos cuatro años, que no venía un Jefe de Gobierno a la Comisión de Derechos Humanos a recibir un Informe y eso habla igual de una disposición diferente.

P: Presidenta, ¿cuál tendría que ser el reto principal que tiene que superar la administración que entraría dentro de unos meses?

NRH: Yo creo que son dos momentos: uno es, acuérdate, primero entra el congreso, eso es en septiembre, en octubre entran las alcadías y ya en diciembre entra ya la administración. Yo creo que el mayor reto tanto para esta administración como para la que sigue es la transición, y una transición que si se hace desde el marco institucional, que la propia Constitución, creo que tendría que ser concertada y fluir. Si lo ves desde el enfoque de derechos, la Constitución es muy clara, es de hecho una Carta de Derechos. Transversalmente se articula a través de los derechos humanos y nosotros confiamos que así sea leída por la próxima administración, porque es básicamente lo que la Constitución está planteando. Muchas gracias.