Sitios de Interés
Promover y ejercer el respeto a la diversidad y la tolerancia, fortalece el tejido social

Promover y ejercer el respeto a la diversidad y la tolerancia, fortalece el tejido social

Boletín 213/2016
18 de octubre de 2016

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) se suma este 19 de octubre a la conmemoración del Día Nacional Contra la Discriminación, y exhorta a que, tanto en el ámbito privado como en el público, se aproveche cualquier oportunidad para reafirmar la promoción y defensa de una cultura libre de discriminación, que permita que todas las personas ejerzan libremente sus derechos y libertades.

En el marco de esta conmemoración (definida por Decreto Presidencial en 2010, con motivo del Bicentenario de la abolición de la esclavitud, ordenada por Miguel Hidalgo y Costilla), la CDHDF invita a la ciudadanía en general a promover y ejercer el respeto a la diversidad y la tolerancia, como principios fundamentales para fortalecer el tejido social, en el que todas las personas, sin distinción ni exclusión alguna, vivan y se desarrollen de manera digna.

De acuerdo con la investigación sobre Etnicidad y Raza en América Latina, del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), presentada en 2015, casi 70% de las personas encuestadas declaró haber presenciado alguna situación de discriminación por razones económicas, 58.5% por el color de piel y 54.5% por hablar alguna lengua indígena; mientras que 33.8% declararon haber sido maltratadas por su situación económica, 20% por su manera de hablar y 16% por su color de piel.

En ese contexto, para la CDHDF es necesario reconocer, promover y facilitar desde las autoridades del Estado mexicano la eliminación de actitudes nocivas que obstaculizan el ejercicio de los derechos y libertades en igualdad de condiciones, originadas por prejuicios, estereotipos y estigmas, en aras de un efectivo ejercicio y respeto a los derechos humanos en México.

El trato discriminatorio basado en prejuicios, alimentados por estigmas y estereotipos, hace ver a otras personas como diferentes; en consecuencia, el temor, la intolerancia o desvaloración ante la diferencia se muestran a través de expresiones de desagrado y violencia, incluyendo manifestaciones públicas o privadas, ataques violentos y hasta crímenes de odio.

En 2011, la Reforma al Artículo 1º de la Constitución incluyó el principio de Igualdad, al prohibir cualquier forma de discriminación motivada por origen étnico o nacional, género, edad, capacidades diferentes, condición social, estado de salud, religión, opiniones, preferencias, estado civil u otra causa que atente contra la dignidad y pretenda anular o menoscabar los derechos y libertades.

Tanto la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Artículo 4) como la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación del Distrito Federal (Artículo 5), prohíben este tipo de flagelo que denigra la dignidad de las personas.

En razón de ello, la CDHDF reitera su compromiso institucional para “Coadyuvar a la eliminación de las circunstancias sociales, educativas, económicas, de salud, trabajo, culturales o políticas; disposiciones legales, figuras o instituciones jurídicas o de hechos, acciones, omisiones o prácticas que tengan por objeto o produzcan el efecto de negar, excluir, distinguir, menoscabar, impedir o restringir ilícitamente alguno o algunos de los derechos humanos de las personas, grupos o comunidades en situación de discriminación”, tal y como consigna el mismo ordenamiento.

Versión PDF