Sitios de Interés
Entrevista a la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en la presentación de la Recomendación 11/2018

Entrevista a la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en la presentación de la Recomendación 11/2018

Transcripción 57/2018
11 de septiembre de 2018

Pregunta (P): Sobre la violencia desatada en Tepito, hay grupos criminales y un grupo que está atacando a estos grupos criminales. ¿Qué está sucediendo en Tepito?

Nashieli Ramírez Hernández (NRH): Yo creo que como han documentado y han señalado las autoridades, ahora sí que el barrio de Tepito está siendo centro de la lucha ahora de tres bandas, al parecer, de narcomenudeo; y pues es, como todos lo hemos visto en algunos lugares de la República, es la lucha territorial, generalmente está muy enmarcada. Yo creo que aquí hay que separar dos cosas: una parte es el propio estigma que algunas personas que al igual están ahí, que viven y han forjado este barrio histórico, están demandando en cuanto a la no generalización de la criminalización. Pero por el otro lado, finalmente que este tipo de luchas territoriales generalmente derivan en lo que hemos estado viendo últimamente.

P: ¿Es similar también lo que sucedió hace seis años con Josafat, esta idea de criminalización a una persona que estaba ahí?

NRH: Exacto, y aquí el problema es la irregularidad en términos de primero supuestamente haber recibido una denuncia, después nunca en el transcurso de estos años haber ratificado quién había denunciado; el primero que lo hubieran puesto a disposición y después que no lo hayan protegido y hayan permitido que un grupo de comerciantes lo hayan golpeado y es así como llega a la presentación al Ministerio Público.

P: ¿Es suficiente, ayer el Jefe de Gobierno por primera hace un recorrido por las noches para hablar supuestamente con la gente, aunque la gente dice que ellos nunca lo vieron, para desestabilizar todo este clima de violencia que está en Tepito? ¿Es suficiente hacer recorrido?

NRH: Yo creo que es necesario estar presente en Tepito; es decir, no puedes hablar ni decir qué está pasando en el barrio si no vas a territorio. Entonces yo creo que hay que estar presente no una vez, si no varias veces. Finalmente, ustedes lo saben, Tepito no es una cuadra. Son varias cuadras que colindan además entre Morelos y el propio, si te pasas después del Eje Central, al Centro, y que, bueno, es una circunscripción mucho más amplia de lo que pensamos y que en un día no se puede recorrer, pero es importante ir porque yo creo que el mensaje es éste que estamos sabiendo: está habiendo una lucha por el territorio, pero también hay gente que ahí trabaja, ha vivido y ha hecho de ese barrio un barrio histórico de la Ciudad.

P: Comerciantes dicen que la Policía está detrás también de todos estos grupos que los están protegiendo y que…

NRH: Generalmente lo que se tiene documentado, y eso también hay que investigarlo, y es que estos grupos delincuenciales muchas veces tienen complicidad con corrupción y grupos y otro tipo de relación con las autoridades.

P: ¿Se requeriría cambiarlos, entonces?

NRH: Yo creo que eso es a lo que están procediendo, también a lo que tiene que cambiarse de todos los lados.

P: Pero ya son casi seis años de estos hechos de Josafat, ¿cómo quedamos con la justicia aquí en la Ciudad de México?

NRH: Este caso es muy importante por diversas razones, no nada más porque son casi seis años en donde no sabemos todavía qué pasó con Josafat, sino porque en los procesos de justicia no hemos logrado saber la verdad de nada, y lo que ha pasado es que su familia ha sido revictimizada. Y dos cosas importantes: uno, es la misma información que las autoridades dan a los medios de comunicación que los hacen irse por una ruta específicamente; dos, que a partir de eso entonces la misma autoridad está promoviendo la criminalización. Yo creo que es un caso paradigmático porque en esta Ciudad generalmente cuando vemos cosas así decimos “pues no sabemos en qué anda, quién sabe con quién se juntaba”, y aquí esto es un claro ejemplo de que nos puede suceder a cualquiera, porque este muchacho era un estudiante. No tenía nada que ver ni con movimientos sociales, ni con protesta social, ni con delincuencia, ni con nada, y entonces este es un caso que tenemos que voltear a ver, uno, para pensar siempre qué estas cosas deben indignarnos a todos y que como sociedad requiere que nos preocupemos, porque a cualquiera de nuestros hijos que se les ocurra hacer algo ante estas impunidades puede ser víctima de eso.

P: ¿Se puede hablar de discriminación, porque es igual el caso de los jóvenes como Lesvy, como otros casos?

NRH: Totalmente, sí. Nosotros dentro de poco vamos a estar presentando el Informe de la relación de las Policías con los adolescentes, y lo que estamos viendo es algo que tú estás planteando; es decir, sí tiene que ver con juventudes, pero también tiene que ver con discriminación por pobreza, por cómo te ves, por cómo te vistes, por si tienes un tatuaje, y entonces eso hace que la gente reaccione. Pero no nada más reacciona la Policía, sino particularmente tenemos que reflexionar lo que nos dice la última Encuesta de Discriminación: seis de cada 10 adultos tienen miedo de que en una esquina esté un grupo de adolescentes o jóvenes, estén haciendo lo que sea, platicando, tomándose una cerveza, o quizá también echando un poco de relajo. No importa lo que estén haciendo, algunos estarán quizá planteando cosas que no deben hacer, pero lo importante es que la mayoría de la sociedad mexicana criminalizamos que estén ahí. Y entonces hacemos un círculo vicioso, porque esta discriminación viene también de la demanda de la sociedad a algo que muchos llaman “pánico moral”.

P: ¿Sigue en la reserva esta investigación?

NRH: Sigue en la reserva. Lo que estamos intentando con esta Recomendación y se solicita a las autoridades es que se abra la reserva, se reabra la investigación y por fin esperemos lleguemos a la verdad y a la justicia para Josafat, sobre todo para su familia.

P: ¿Estos vacíos de autoridad se pueden visualizar ahora que ha habido linchamientos aquí en la Ciudad de México?

NRH: Yo creo que esto también lo refleja mucho de esa parte. La golpiza que inicialmente recibe la recibe en esta lógica de un grupo de gente, que en este caso eran comerciantes, que golpean a Josafat. Lo que hemos estado viendo ahorita, todavía ayer en Santa Rosa Xochiac, pero no nada más la única, lo vimos en el Ajusco, lo estamos viendo en varias colonias en donde ya hay mantas que dicen: “nosotros por nuestra cuenta si no nos cuidan, nosotros nos cuidamos”, levantan este tipo de situaciones. Lo que vimos en Hidalgo, en Puebla, tienen que ver con que estamos llegando a un límite en donde la gente siente que las autoridades no la están protegiendo. Yo creo que esa es la señal de alarma. La señal de alarma es que la sociedad tiene que volver a creer en sus autoridades, tiene que volver a creer con quién está ahí para protegerla y en esa lógica evitar este tipo de linchamientos.

P: ¿Pero es válido que por ejemplo se den estos tipos de linchamientos? Ayer la persona de Santa Rosa se salvó, pero en la noche en San Mateo Tlaltenango sí murió.

NRH: No, no es válido. Es válido en términos de…, a ver es entendible porque la gente está llegando a un extremo, pero no es válido, para eso está la Policía, para eso están nuestras instituciones y lo que debemos de hacer es reforzar esa presencia para que la percepción y la gente sepa que si llama a un policía va a por lo menos a levantar a esa persona, hacerla presente en el Ministerio y actuar en consecuencia. El problema es que la gente está sintiendo que si no lo hacen ellos no lo hace nadie. Ese es el problema.

P: Y en estos dos casos por ejemplo se manejó el móvil de que era una sustracción de menores, cuando no hubo tal sustracción como sucedió en Puebla.

NRH: Así es. Hay tal nivel además, como les digo, de presunción de culpabilidades, que si ya ves a una gente que no es pues dudas, siempre estás dudando de qué está haciendo ahí, qué haciendo ahí. Creo que ahí tenemos mucho que hacer tanto en la percepción social como en la percepción y en la posición de la autoridad para estar presente.

P: Ayer ustedes iniciaron una queja de oficio por los hechos de la UNAM, ¿ya hubo alguna respuesta para proceder?

NRH: Sí, de entrada en la parte de los hechos de la UNAM estamos un poco más tranquilos el día de hoy. El hecho de que haya salido la Procuraduría de la Ciudad de México junto con la Procuraduría General está hablando ya de que están sentados, de que hay coadyuvancia. Las investigaciones están claramente a cargo de la Procuraduría del Distrito Federal. Ellos son los que están llevando la investigación. Lo último que informaron ayer, además en coadyuvancia, es que ya se tienen en firme 15 averiguaciones ya para detenciones a 15 personas por diferentes motivos que van desde motín hasta intento de homicidio y creo que por ahí vamos en muy buen camino. Según tengo entendido por los reportes que nosotros mandamos pedir, hay una total colaboración de la Universidad Nacional Autónoma de México con las autoridades. Nosotros seguiremos dando seguimiento a partir de esto. Ya pedimos la información necesaria, pero además no nada más desde la lógica formal, informalmente estamos al pendiente.

P: ¿Pero sí ya les entregaron la documentación o cuándo se las van a dar?

NRH: No, todavía no la entregan, pero solicitamos tanto la colaboración con la UNAM, como la Procuraduría; pero de entrada sí les quiero comunicar que hoy, a diferencia de tres o cuatro días que todavía estábamos hasta en la incertidumbre de quién iba a llevar el caso, hoy estamos más tranquilos en la medida en que están sentadas las dos autoridades, en la medida que tenemos la certeza que es la Procuraduría de la Ciudad quien está llevando el caso y nosotros estaremos dando seguimiento.

P: ¿Se les entregará tanto documentos, como testimoniales y video?

NRH: Como testimoniales, las grabaciones, videos, y todo se está solicitando. Muchas gracias.