Sitios de Interés
Discurso de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en el Seminario Violencia Armada. Delitos Relacionados con Armas de Fuego

Discurso de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en el Seminario Violencia Armada. Delitos Relacionados con Armas de Fuego

Discurso 100/2018
30 de octubre de 2018

Gracias a Magda Coss que haya convocado a la Comisión de Derechos Humanos de esta Ciudad a participar en este evento, que es un encuentro sumamente importante por la materia que van a estar trabajando durante estos dos días.

Se requiere, como verán, y aquí la mesa lo refleja, de la acción y de la incorporación de todos los actores de la sociedad y del Estado para poder verdaderamente por primera vez, porque no lo tenemos, empezar otra vez a empujar el desarrollo de un programa integral de desarme en este país. Creo que eso es lo primero que hay que discutir.

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de Seguridad Pública 2018 plantea que a nivel nacional el 42.2% de las víctimas de algún delito referían que sus victimarios portaban un arma de fuego.

En el caso de la Ciudad de México este porcentaje se incrementa al 49.1%. Estos incrementos se dan básicamente igual en toda las ciudades; es decir, el medio urbano es un medio en donde el nivel, digamos, de portación para cometer delitos de armas de fuego es muchísimo mayor.

Yo no voy a dar mayores datos, básicamente porque tenemos una mesa muy rica, en donde vamos a ver el diagnóstico; otra donde vamos a ver indicadores y creo que con eso van a poder tener mucho espacio para ampliar, digamos, las dimensiones del problema de la portación de armas, de la posición de armas, del uso de armas en el país.

Lo más interesante desde nosotros, desde esta apuesta, son dos. Uno, la visión que tiene que ver con prevención social de las violencias. Es decir, no estamos hablando nada más o exclusivamente, aunque sí lo es, de cómo el desarmar disminuye los homicidios, disminuye las violencias en términos del delito, sino finalmente cómo estos tipos de propuestas, y lo van a discutir en estos dos días, tienen que ver con desnormalización, tienen que ver con integralidad, tienen que ver con una visión de prevención social.

El tener armas implica igual y tiene impactos en la violencia intrafamiliar, tiene impactos en las lógicas de percepción de nuestros jóvenes y nuestros adolescentes. Tan es así que desde mi punto de vista, de manera errática tenemos propuestas ya de incremento a la penalidad sobre el uso de armas que no son armas, sino que son de juguete.

Eso es el camino equivocado. Lo que tendríamos que estar pensando es por qué llegamos al nivel de que se usen armas de fuego de juguete que tienen, en términos del impacto de las personas víctimas, pues el mismo efecto. Y en lugar de pensar que tenemos que discutir, como lo vamos a discutir aquí, en estas buenas prácticas, porque ya vi el programa, con gentes que han trabajado en territorio, con esta visión de prevención, pues tendríamos que estar mirándolo de otra manera.

Yo no digo que no se pueda y se tenga, naturalmente, que cambiar y modificar y fortalecer los marcos normativos legales, pero eso no basta, Eso no basta. Necesitamos exactamente discutir lo que se va a discutir aquí estos dos días y creo que esa es la ruta correcta por la que tendríamos que ir.

De esa manera la verdad es que para la Comisión es…, no nada más un gusto, es importantísimo el estar aquí, básicamente porque nosotros trabajamos en cuestiones que tienen que ver en el eje de los derechos humanos sobre la construcción de paz; y la construcción de la paz en este país en todos los niveles, desde el individual, el colectivo, el privado, el más público, el comunitario, las familias, pasa porque discutamos esto. Pasa porque discutamos cómo tenemos normalizado, cómo tenemos básicamente aceptado la posición de armas, el flujo de armas, el tener las armas o solicitar el armamentismo, para cuestiones, como les digo, que tocan todos los ámbitos en referencia.

Les deseo muchísimo éxito. Aquí vamos a estar presente la Comisión estos dos días, y espero que para que los que están aquí presentes, tanto para los que nos están viendo vía streaming, este tipo de foro sea de provecho. Es necesarísimo que lo que en la academia se discute no se quede en la academia, sino que básicamente se haga lo que aquí se hace en el Instituto de Investigaciones Jurídicas y es intentar que haya incidencia en política pública, que es intentar que esto pase más a la cultura y no se quede en un escritorio. Por eso felicito también la anfitrionía y el trabajo que el Instituto hace alrededor de esto. Gracias.