Sitios de Interés
Entrevista a la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en la Séptima Entrega del Reconocimiento “Hermanas Mirabal” Banco de Buenas Prácticas contra la Violencia Hacia las Mujeres y las Niñas 2018

Entrevista a la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en la Séptima Entrega del Reconocimiento “Hermanas Mirabal” Banco de Buenas Prácticas contra la Violencia Hacia las Mujeres y las Niñas 2018

Transcripción 94/2018
10 de diciembre de 2018

 

Pregunta (P): Presidenta, primero un poco de contexto, la transición que estamos viviendo. Primero de la Procuraduría a la Fiscalía, tenemos estos hechos en caso de que la Procuraduría en este momento esté a cargo de una mujer, la misma Jefatura de Gobierno. La Comisión de Derechos Humanos capitalina a cargo de una mujer. ¿Esto abonará para que se tenga esta política pública con perspectiva de género? Y, por otra parte Presidenta, ya lo mencionó usted, el tema de la alerta de género, se ha cuestionado mucho esta medida, ¿nos podría dar un diagnóstico de la situación de la violencia contra la mujer aquí en la Ciudad de México y si realmente sería necesaria la alerta de género en la capital?

Nashieli Ramírez Hernández (NRH): Sí pienso que por ser mujeres hay una manera diferente de lectura de la violencia y de la parte que tiene que ver con género. Creo que eso se combina naturalmente a mujeres, digamos que tenemos antecedentes en un tipo de perspectiva. No nada más por el hecho de ser mujeres sino que somos, en lo que tú mencionaste de mujeres que hemos estado en ese tipo de campos, en ese tipo de agendas, y lo que te allana es el camino.

        La otra parte es que tenemos una Ciudad donde estamos rebasando la media en muchas cuestiones que tienen que ver con violencia de género. Tenemos el primer lugar en violencia en espacios públicos, básicamente transporte, (inaudible), entonces eso nos coloca con grandes retos. Como ya les decía, en la Encuesta Nacional, 7 de cada 10, y si hablamos de la Ciudad de México son 8 de cada 10 mujeres que señalan haber tenido al menos un incidente de violencia en su vida. Eso es altísimo, entonces creo que el reto de la Ciudad es mayúsculo en esa lógica.

        Un reto complejo porque es un asunto muy metropolitano también, no es nada más las que habitamos en la Ciudad sino las que transitamos en la Ciudad. Y estas que transitamos en la Ciudad, generalmente vivimos en la zona metropolitana y entonces ahí por ejemplo tenemos que estamos pegaditos a uno de los municipios con mayor índice de violencia feminicida, como puede ser Ecatepec, y esta parte se combina. Lo primero es cómo se hace, cómo este problema tiene que venir y derivar en políticas metropolitanas porque si no, nos quedamos con visiones poco integrales.

        ¿Cómo viene? Según tengo entendido ahorita se cerraron los tiempos, ya las Organizaciones emitieron un Informe Sombra al Informe que se emitió por parte de las autoridades, están en valoración, esto lo tiene que hacer la Secretaría de Gobernación y en el momento en que tengamos definición pues ya sabremos si sí o no se emite la Alerta de Género.

        En mi opinión, y de hecho por eso la CEDAW está marcando dentro de dos años, el Estado tiene que mandar el Informe específicamente de qué ha servido las alertas de género y cómo van las alertas de género y su impacto. Yo creo que si no combinamos la oportunidad, pues lo que pasa con las alertas es que quedan igual, como letra muerta. ¿Qué pensamos nosotros? Que en el caso de emitirse en la Ciudad de México y por lo que han empezado a circular, sobre todo la próxima Secretaria de la Mujer en la Ciudad, es que sí van a emitir la Alerta.

        Si hay voluntad, más que lo discursivo, para hacerlo, es una oportunidad, porque es una oportunidad que te permite mover, sobre todo aquí estamos hablando de tres niveles: mover la impartición de justicia, las instancias de impartición de justicia; y mover la parte de prevención; y mover la parte cultural. Entonces lo que te hace la Alerta es como hacer una suerte de presión para que estas cosas se modifiquen y se logren hacer mayores cosas a favor de erradicar la violencia hacia las mujeres.

        Creo que es una herramienta más dentro de los puntos que ha señalado el nuevo Gobierno es que uno de sus puntos fundamentales, lo pone como tal llanamente, es disminuir la violencia de género en la Ciudad y pensamos que la Alerta ayudará en algunas cosas y que requerirá simplemente ahí, volvemos a lo mismo, regresamos a lo que requiere no es la emisión tal cual sino voluntad política e institucional para modificar las cosas que están mal.

P: ¿Y qué sería por ejemplo para el Gobierno actual desde algo interno?, es decir, acaban de mencionar que las dependencias incluso han sido obstáculos para la justicia de las mujeres, existe revictimización, ustedes han señalado esto, discriminación; más allá de la alerta o no, no hay un tratamiento de género…

NRH: Estamos entrando desde el principio. Tienes que llegar a que a cualquier muerte de mujer, asesinato, lo que tienes que establecer desde el inicio es el más alto estándar. Qué quiere decir esto: tienes que descartar feminicidio; ya después de que lo tengas descartado entonces cuando tú lo haces así estás manejando los más altos estándares de protección sobre protección e investigación. Puede suceder que no sea feminicidio, hay los casos, pero es al revés. Entonces esos se van ya al otro estándar. Hacerlo como se hace cotidianamente es primero asumir, o que fue suicidio o qué no, esas cosas lo que implican es que te van marcando hasta la propia investigación. Entonces lo primero es cualquier muerte violenta de mujeres tiene que tener de manera inicial descartar feminicidio, después de que descartes feminicidio, digamos ahí vas asegurando un mayor alto estándar. Yo creo que esa es una de las cosas.

        La otra tiene que ver con lo que señalaban las compañeras de institucionalidad y es que cuando uno habla de la parte cultural generalmente hablamos como que se entiende esta parte de que nada más impacta a la sociedad y no es cierto, pues los impartidores de justicia y los investigadores, policías, pues son de tan de a pie como cualquier ciudadano de a pie. Y entonces también se requiere todavía mucho que avanzar en esa lógica en cómo y cuál es el tratamiento que vía su propia estructura, digamos de estigmatización o sus lógicas personales, digamos hace y se acerca a la investigación de la violencia.

        Lamentablemente todavía tenemos los policías que llegan después de que se les manda, llegan a las casas y tratan a toda costa de decirles a las mujeres que no vayan a denunciar. O cuando llegan inicialmente al juzgado etcétera, que tratan y lo que hacen es decir “y para qué quieres? Y estamos hablando de lesiones hasta leves o violencia ni siquiera física, pero también llegamos a violaciones, acoso, y a muerte. Entonces finalmente sí se requiere todavía muchísimo que cambiar en el orden de los estigmas y digamos cómo estos mismos funcionarios y servidores públicos que tendrían que tener ya mucho más en la lógica esto, pues no la tienen. También todo lo que tiene que ver con sensibilización, modificación cultural, pues nos toca a todos.

P: ¿Para abatir este tipo de delitos en contra de la mujer será un avance que ahora la Procuradora es mujer?

NRH: Yo creo que sí, yo creo que es un avance por estas lógicas de que no hay que empezar de cero a cómo lo estás percibiendo. Ahí hay un avance porque la parte cultural digamos está salvada, pero de ahí es que hay que bajarla hasta abajo.

P: Presidenta, ¿mencionaba que 8 de cada 10 mujeres en México?

NRH: En la Ciudad de México. Siete de cada 10 mujeres a nivel nacional, pero en la Ciudad de México son 8 de cada diez, o sea, estamos por arriba de la media nacional en violencia contra la mujer.

P: Ya sea física, emocional…

NRH: Así es.

P: (inaudible) de las nuevas autoridades…

NRH: Al respecto de esto, las últimas declaraciones que yo leí de la próxima Secretaria de la Mujer y su agenda misma, pues es que se va sobre la agenda de violencia. Ustedes se dieron cuenta en la presentación del programa de trabajo que hizo la Jefa de Gobierno, uno de los puntos esenciales era violencia, o sea, la próxima Secretaria de la Mujer, a conformarse el primero de enero, que va a sustituir al Instituto, su agenda principal es violencia y cómo avanzamos en que bajen los índices. Nos vemos mañana.