Sitios de Interés
Entrevista a la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en el “Encuentro sobre Participación Social y Derechos Humanos: Organizaciones de la Sociedad Civil de los Diversos Sectores y de las Diversas Agendas”.

Entrevista a la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en el “Encuentro sobre Participación Social y Derechos Humanos: Organizaciones de la Sociedad Civil de los Diversos Sectores y de las Diversas Agendas”.

Transcripción 1/2019
22 de enero de 2019

Pregunta (P): Presidenta, en el tema de los bomberos. Instalan su plantón en el centro de la Ciudad de México; la Jefa de Gobierno les menciona que fueron engañados; ellos pelean porque se les pague su salario, porque se les dé su trabajo. En este tema, ¿cuál es la posición de la Comisión?

Nashieli Ramírez Hernández (NRH): Bueno, la Comisión, si ustedes bien recuerdan, el año pasado emitimos dos Recomendaciones. Estas Recomendaciones partían en su conjunto de, digamos, mostrar que había una violencia institucional generalizada en el Heroico Cuerpo de Bomberos y que se tendrían que empezar a hacer acciones relacionadas para exactamente revertir este ambiente, que había estado provocando muchísimas cosas: despidos, acosos y cuestiones igual de malas condiciones laborales.

En este momento esas dos Recomendaciones han sido totalmente aceptadas por la autoridad. Son dos Recomendaciones que están en seguimiento por la Comisión. Tenemos una mesa de trabajo para ir resolviendo lo que en específico lo que las Recomendaciones estaban planteando.

A partir de finales del año pasado y en lo que va de este año hemos acumulado adicionalmente 26 quejas relacionadas con aspectos que ahorita ustedes han estado documentando y ha han estado viendo que han estado en el ambiente, digamos, alrededor del Heroico Cuerpo. En particular, lo que tú estabas mencionado que son, digamos, la falta de certeza laboral y jurídica de alrededor de 300 personas, quienes no han, hasta ahorita, sido contratadas, a pesar de que algunas de ellas han estado trabajando, etcétera, etcétera.

Nosotros desde principios de año hemos estado, digamos, no nada más recibiendo a varios grupos, son alrededor de como seis grupos integrados por bomberos y bomberas. La Comisión ha escuchado y ha estado en todas las mesas de mediación y de trabajo con las autoridades.

Con relación a lo que ahorita está pasando, nosotros estamos esperando que la Contraloría emita la información necesaria con relación a qué pasa con estas plazas; y respetando exactamente la autonomía y lo que a cada institución compete, vamos a esperar a ver qué dice esta investigación para poder entonces pronunciarnos al respecto.

Lo que nosotros ahorita hemos realizado durante estas casi tres semanas del año, porque con esto empezamos desde que arrancó el año con esta situación, es siendo mediadora, promoviendo el diálogo, estando sentados en la mesa para que las cosas se resuelvan, porque más allá de entornos políticos y de cuestiones de especulación lo que también es cierto es que tenemos a 300 personas ahí que requieren certeza y que no la tienen.

P: Oiga, Presidenta, ¿pero estas Recomendaciones no se han cumplido? O sea, se aceptaron, pero no se han cumplido.

NRH: Se están cumpliendo en el transcurso de las mesas de trabajo con la autoridad. Sí se están empezando a cumplir.

P: Presidenta, en otro tema, ya se tiene otro éxodo principalmente de Honduras. La ocasión anterior la Comisión fue la que coordinó las acciones para recibirlas aquí en la Ciudad de México. ¿Se está preparando algo similar ahora ante este escenario?

NRH: Ahorita tenemos una situación diferente al éxodo de noviembre. La primera cosa diferente es que hay una política federal, una política nacional que está, digamos, tratando de articular un proceso de entrada y de estancia en el país diferente al que había en noviembre.

Ahora, como ustedes se habrán dado cuenta, están tratando de identificar y de censar a la propia población migrante desde su entrada por Chiapas. En esta caso están reportando alrededor de 4 mil personas ya, digamos, acreditadas con básicamente una pulsera que implica que ya tienen los datos, cuántos son, cómo vienen, de qué nacionalidad, etcétera, en procesos de hacer visas de carácter humanitario y temporales para trabajo, en su mayoría, buena parte de ellas para trabajo en la zona sur del país.

Por otro lado, está otro bloque alrededor de mil que no ha querido pasar por este proceso y entonces estamos calculando que han entrado al país, no que vayan a llegar a la Ciudad todavía, posiblemente entre 5 mil y 7 mil personas, dependiendo de cómo sea, digamos, cómo hayan articulado el proceso las autoridades federales.

En este caso a diferencia del año pasado las autoridades federales tienen también un programa federal que incluyen procesos como incorporación de la Marina, alimentación, servicios de salud y otras cuestiones, en términos de lo que son las caravanas migrantes. Entonces de entrada la primera diferencia va a ser que tendremos aquí, digamos, una coordinación entre el Gobierno local y el Gobierno federal. Las reuniones ya de trabajo con el Gobierno local y el Gobierno federal están echadas a andar desde la semana pasada y en estos días están teniendo ya reuniones diarias.

¿En qué proceso va la Ciudad? Pues de entrada la solicitud de la Federación fue el lugar donde van a estar. Se están haciendo los scouting pertinentes para ver dónde se podrían dar albergue a estas personas, que van a seguir una dinámica muy parecida de la primera caravana; es decir, nosotros pensamos que estarán aquí alrededor de seis días, a lo máximo una semana y finalmente harán lo que hicieron las otras caravanas y es decir tomar sus decisiones y seguir el camino.

Tenemos información de que el bloque más fuerte llegará alrededor del 28 de enero, que es donde ellos están planteando que harán una manifestación a la Cámara de Senadores.

P: ¿De la primera caravana que llegó cuántas personas se quedaron en la Ciudad de México?

NRH: De la primera caravana no se quedaron más de 200 personas. De la primera caravana que era la más fuerte de más de 5 mil la mayoría, casi la totalidad, o se fue a la frontera, muchos de ellos fueron los que llegaron a Tijuana porque sacaron esa ruta, se fueron por Guadalajara, y los que se quedaron que eran alrededor de más o menos se calcula de 400, lo que hicieron fue solicitar el retorno asistido; o sea, regresaron a Honduras en ese momento en su mayoría.

P: Presidenta, en otro tema, la Comisión Nacional emitió un comunicado el fin de semana en el que plantea la investigación por omisiones a diferentes dependencias del Gobierno federal. ¿Qué piensa usted de este comunicado de la Comisión Nacional que va más hacia buscar culpables que el de asistir a las víctimas de la explosión en Hidalgo?

NRH: Yo creo que la Comisión Nacional abrió lo que se llama una queja de oficio, creo que sí es un momento más bien de estar atendiendo la emergencia y no es una denuncia, básicamente es lo que le da la atribución a la Comisión Nacional de solicitar información para ver qué tanto de ha actuado o no de esa manera. Ya hubo de hecho una nota aclaratoria el día de ayer de la propia Comisión Nacional a que no se malentendiera el comunicado de apertura por oficio de la queja.

¿Qué pensamos? Digamos, el asunto alrededor del huachicoleo y de lo que está pasando tiene muchísimas vertientes. Tiene vertientes que tienen que ver con la seguridad, tiene vertientes que tienen que ver con la complicidad y la corrupción y también tiene vertientes que tienen que ver con la falta de oportunidades y la pobreza que viven muchos lugares en el país. Entonces yo creo que más bien lo que nosotros estaríamos impulsando desde la Comisión, sumados a lo que ha hecho la Ciudad de México, es a la solidaridad, a lo que nosotros dado la cercanía podemos hacer por las víctimas y sus familiares y después estaríamos hablando de las investigaciones procedentes.

De todos modos no compete a la Comisión de la Ciudad de México absolutamente ninguna de esas líneas de investigación.

P: En otro tema, Presidenta, otro periodista muerto ayer en Baja California. ¿Qué se les pide a las autoridades? ¿Qué se debe de hacer para evitar esto?

NRH: Mira, el año pasado, como ustedes documentaron y lo estuvimos viendo, fue un año muy terrible para los comunicadores y para sus familiares en el país, no nada más por el número de muertos. Todavía cerramos el año, si se acuerdan ustedes, con dos asesinatos al cierre del año, en Chiapas uno de ellos y en Quintana Roo otro.

Entonces yo creo que…, a ver, hay una serie de Recomendaciones de los Relatores de Libertad de Expresión que tienen que ver con esto. Tenemos que mejorar el Mecanismo de Protección de Periodistas. Tenemos que mejorar los Mecanismos locales de Protección de Periodistas también, porque finalmente no nada más son pérdidas de vidas, digamos, que naturalmente se lamentan para cualquier tipo de persona, sino que esto tiene un doble ataque en términos de relación de los derechos humanos y es: el asesinato de periodistas, lo que les pase a ustedes, impacta directamente sobre la libertad de expresión y tiene relaciones en la mayoría de los casos sobre la libertad y la relación igual de grupos criminales alrededor de presiones a compañeros y compañeras periodistas.

Por lo tanto pues sí, otra vez volvemos… Ya no sabemos, nosotros decimos y reiteramos nuestra indignación, pero tal parece en verdad que indignarnos no basta en este país y creo que tendría que ser una de las agendas prioritarias el mejorar estas comisiones de protección, porque generalmente tienen algún buen trabajo cuando ya pasó, pero estamos fallando en las medidas de protección de los compañeros y las compañeras periodistas. Muchas gracias.