Sitios de Interés
Entrevista a la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, junto con el Coordinador Nacional de Protección Civil, David León Romero; y el Subsecretario de Gobierno de la CDMX, Arturo Medina Padilla; en el Estadio Jesús Martínez “Palillo”, con motivo de la llegada de la Primera Caravana Migrante 2019.

Entrevista a la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, junto con el Coordinador Nacional de Protección Civil, David León Romero; y el Subsecretario de Gobierno de la CDMX, Arturo Medina Padilla; en el Estadio Jesús Martínez “Palillo”, con motivo de la llegada de la Primera Caravana Migrante 2019.

Transcripción 7/2019
30 de enero de 2019

Pregunta (P): ¿Cómo amaneció el campamento?

Nashieli Ramírez Hernández (NRH): Nutrido…

P: ¿Cuántas personas…?

NRH: Ahí va corte: 2 mil 652 personas; de estos, 59% son hombres adultos, 18% son mujeres adultas; 8% son adolescentes, tanto mujeres como hombres. Y tenemos 15% de niños menores de 12 años, de los cuales, 66 son de cero a 3 años; es decir, pequeñitos, bebés. Tenemos 17 personas de la comunidad LGBTTTI; y dos personas con discapacidad motriz. Ese es el corte, responsabilidad de la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social de la Ciudad. Estamos registrando con el censo en este campamento.

La proyección es que, el día de hoy se incorporarán alrededor de 400 más, promedio; con eso, estaríamos pensando que cerraríamos lo que sería el conteo de este ingreso, de la Primera Caravana Migrante de 2019.

David León Romero (DLR): Bien, comentarles también, si me permiten, en parte del Protocolo nacional, en coordinación con el Gobierno de la Ciudad, está trabajando el Instituto Nacional de Migración (INM), en la regularización de los migrantes que se encuentran acá; el Servicio Nacional de Empleo también, acercando sus servicios a estos migrantes que pudieran alcanzar una vacante. Como saben ustedes, también en Ciudad Hidalgo y Suchiate se cerró este primer programa, esta primera etapa de Tarjetas de Visitantes por Razones Humanitarias, cerramos más o menos con 13 mil trámites, que en los próximos días serán entregadas a los migrantes, para que puedan hacer uso de sus tarjetas.

Y, en el tema de la Frontera Norte, cerramos el día de ayer, en coordinación con el Gobierno estatal y el Gobierno municipal, el albergue temporal “El Barretal”, que en su momento tuvo 2 mil 500 migrantes, que esta semana, el lunes, amaneció con 74, y que algunos fueron canalizados a albergues de la sociedad civil, otros regresaron a sus países; otros regresaron a Tapachula. Y eso nos permite cerrar de manera exitosa ese modelo de gobernanza, que es el mismo que se ha aplicado aquí; el mismo que estamos aplicando en Chiapas y, en dado caso que estos migrantes vayan hacia el Norte, reiterar que el Gobierno federal, el Gobierno estatal y el Gobierno municipal continuaremos trabajando bajo el mismo protocolo para eventos futuros.

P: ¿Cuánto le cuesta al Gobierno tener aquí  estas personas? Sabemos que aquí trabajan o están distintas instancias, tanto federales como locales, pero ¿más o menos cómo cuánto le cuesta a los mexicanos tener a estas personas aquí?

DLR: Mire, yo le comentaría: en el caso de aquí, no lo tengo referido, porque todavía tenemos muchos apoyos que están llegando, que se están instalando, la población tiene una fluctuación. Pero hicimos un estudio importante en Tijuana. En Tijuana, el albergue temporal duró abierto 60 días, prácticamente; prácticamente dos meses. Confluyeron ahí apoyos del Gobierno municipal, del Gobierno estatal y del Gobierno federal, y aproximadamente lo que nos costó fue $620 por día, por migrante.

 P: ¿Por cuántos?

DLR: Fueron una población aproximada, que fluctuaba, pero vamos a ponerla, de 2 mil migrantes; es decir, arrancaste con un pico de 2 mil 500, llegaste a cero en 60 días. Esto, podríamos hacer una cuenta muy rápida, pero el presupuesto, más o menos que, en conjunto todas las dependencias del Gobierno municipal, del Gobierno estatal y del Gobierno federal destinamos a ese ejercicio en Tijuana, fue de $620 por migrante/día. No tuviste 2 mil los 60 días, pero por eso te lo doy por migrante y por día. Acá sería cuestión de hacer el ejercicio, es un esfuerzo coordinado, y en esa medida es un poquito difícil cuantificarlo, pero ese es el ejercicio que hicimos en Tijuana.

Aquellos que requieran un corte, tenemos un corte muy interesante, de todos los servicios que se dieron, de toda la atención que se dio, y tenemos esta tablita de costos, se las podemos hacer llegar, con mucho gusto.

 P: Con estas acciones del Gobierno de Estados Unidos, de empezar a regresar a quienes están solicitando el trámite de asilo en aquel país hacia México, ¿se sigue teniendo la capacidad, en cuanto a cuestiones financieras, y también a la infraestructura aquí en México, para poder recibirlos?

DLR: Ese es un reto muy importante, y qué bueno que haces mención a él. Es una Ley vigente en los Estados Unidos que están aplicando de manera unilateral, que el Gobierno mexicano no está de acuerdo en ella, atenderemos por razones humanitarias a estos migrantes, en ciertos casos, el Instituto Nacional de Migración tiene previstos esos casos; yo estoy seguro que los flujos, en este inicio serán muy pequeñitos, llegó uno el día de ayer. Esta primera atención, seguramente la dará el Instituto Nacional de Migración, con apoyo de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), pero es un gran desafío, es un gran reto que tiene el Gobierno mexicano, en caso de que los flujos se incrementen. Este principio, creo que no es ningún problema, pero habrá que tenerlo en cuenta.

P: El principal reto, ¿cuál sería?, perdón, si se incrementan…

DLR: Bueno, el principal reto es, si vamos a los números, generales que tiene esos trámites en Estados Unidos, el tiempo promedio, el número de migrantes que son totales, la saturación que ya existe en albergues de la sociedad civil en la Frontera Norte; es decir, que es un desafío muy grande, que ahora no representa un problema, por estos flujos tan pequeñitos, y porque es una medida unidireccional del Gobierno de Estados Unidos, pero bueno, México actuará con responsabilidad, el Instituto Nacional de Migración así lo está haciendo, y en este principio, creo que está bajo control.

P: Ayer, el Gobierno de México devolvió al primer migrante centroamericano, de esos que llegaron el año pasado, esto podría ser la puntita de una madeja que podría generar el regreso, pues no sé de cuántos, ¿qué va a hacer el Gobierno de México? ¿Está preparado?, ¿se le va a dar trabajo?, ¿cómo le van a hacer?

DLR: Justo ese es el comentario que yo hago: es decir, es un enorme desafío, habrá que tomarlo ahora con calma y con las reservas del caso. Repito; es una Ley vigente en los Estados Unidos, que no la habían aplicado, que seguramente llegará a Tribunales, porque hay por ahí un Tratado previo. Creo que habrá que tomarlo con reserva; creo que hoy no es un problema, por lo flujos que son tan pequeñitos, pero sin duda alguna, conociendo la problemática, es un gran desafío. Y, en atención a derechos humanos, hoy México atenderá a este primer migrante que devolvió los Estados Unidos, y probablemente hoy devuelvan 10; y, bueno, con esos flujos no habrá ningún problema, pero el reto en general es muy grande y tendremos que atenderlo con responsabilidad.

P: ¿Han hablado con otras entidades, en caso de que las personas no vayan a Tijuana, sino a otras fronteras? Porque justamente los Gobiernos municipales se quejan de que, no sólo se cortaron fondos de migrantes, sino que también no se les está apoyando por parte de la Federación…

DLR: Sí, claro que se ha hablado, y el ejemplo más importante que tenemos es el que estamos viviendo en este momento, el que vivimos, por supuesto en Chiapas, el que vivimos desde el 1º de diciembre en Tijuana. Hoy estamos aquí, el Gobierno de la Ciudad y el Gobierno federal, juntos, atendiendo la situación. Yo hoy tuve, por la mañana, una llamada a la oficina con el señor Gobernador de Baja California; tuve una llamada con el Alcalde de Tijuana, hoy muy temprano. Y así estamos: coordinados. Hoy trabajamos en un solo equipo para atender el fenómeno migrante, y claro que el protocolo nacional tiene una mesa de coordinación con cada uno de los estados, y estamos tratando de fortalecer esas acciones.

 P: ¿También con Sonora, Coahuila, Chihuahua…, otros estados ya…?

DLR: Sin duda, todo el país; es un tema de coordinación con todo el país.

P: Con estos flujos, no tan grandes, no es un problema, pero si llegaran a aumentar, ¿sí podría serlo?

DLR: Claro que es un gran reto, sin duda alguna. Y hoy no lo tenemos, ¿por qué simularlo? Hoy no lo tengo claro, porque no tengo claras las condiciones y el flujo que vendría. Seguramente esto se irá definiendo en los próximos días. Es una medida, repito, unilateral; seguramente el Gobierno mexicano, la Cancillería, han tenido conversaciones con el Gobierno norteamericano. Nosotros somos un área operativa que se encarga de coordinar los esfuerzos con los Gobiernos locales, como hoy lo estamos haciendo. Hoy no representa un problema, por lo flujos tan pequeños que son, pero es, sin duda, un gran desafío.

P: ¿Les van a apoyar ustedes con algún transporte, a estas personas, que en algún momento dado lo quisieran? El Gobierno, el local o el federal…

Arturo Medina Padilla (AMP): En el caso del Gobierno de la Ciudad no tenemos contemplado, y no va a haber un tipo de apoyo con transporte, más allá del que ya se comentó, o se había comentado, que es el del Sistema de Transporte Colectivo, el Metro, para desplazarse al interior de la Ciudad. Tenemos ya muchas salidas de los migrantes para visitar la Basílica de Guadalupe, principalmente y el Zócalo de la Ciudad. Ese es el transporte a nivel local, no para desplazarse fuera de la Ciudad ni para alguna otra entidad, como se ha manejado.

Comentarles también que durante la noche instalamos una cuarta carpa. Se había informado sobre tres. Tenemos una cuarta carpa y estamos esperando la llegada de estos 400 migrantes, que son el último bloque para cerrar este primer capítulo, digamos, como la he mencionado la Presidenta.

Destacar la participación de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC). Como menciona el Comisionado, hay una coordinación permanente. Él ha estado acompañando las reuniones de la mañana aquí que se llevan a cabo en la Sala de Armas de la Ciudad Deportiva y es en donde todas las dependencias damos el informe de las actividades que hemos llevado a cabo a lo largo del día, por la mañana y lo que ocurrió durante la noche.

Destacar la participación de las Organizaciones de la Sociedad Civil, porque este esfuerzo también es coordinado con ellos y con ellas. Tenemos 40 organizaciones activas aquí en el “Palillo” y también con la participación de particulares como Telmex, que está dando apoyo en conectividad, de la Comisión Federal de Electricidad que también nos ha apoyado el día de ayer para que la gente pueda conectar sus teléfonos, que es una herramienta fundamental para estar comunicados hoy en día y es una necesidad que nos han planteado.

Entonces estamos todos en coordinación: Gobierno federal, sociedad civil y Gobierno local.

P: ¿Hasta cuándo se tiene previsto que permanezcan aquí los migrantes?

AM: Es una decisión de ellos y de ellas. Algunos ya han manifestado la inquietud de querer salir posiblemente el día de mañana, algunas y algunos. No tenemos una contabilización porque eso depende de la decisión de cada uno. Así como llegaron en bloques de 100 y de 500, seguramente también partirán y algunos seguramente lo estaremos viendo hacia el fin de semana.

P: ¿Ya hablaron con líderes de ese tema, porque algunos ya están organizándose?

NRH: Están haciendo los compañeros ya el trámite. Está el Instituto Nacional de Migración a todo vapor, está COMAR a todo vapor y también eso va a variar en términos de cuánto tiempo. Se van a tratar y hay un esfuerzo del Gobierno federal y un compromiso de acelerar los trámites para que quienes ahorita ya se están inscribiendo puedan recibir una respuesta del Gobierno mexicano a más tardar en tres días.

Todo eso de todos modos va sobre el cálculo que nosotros compartimos con ustedes desde el principio, que estamos hablando entre seis y diez días para esta primera caravana.

P: ¿Aunque se están inscribiendo en estos programas todavía podrían avanzar por territorio mexicano hacia el norte?

NRH: Claro que sí, pero se hace de manera diferente, se hace de manera regular, se hace de manera coordinada, y por lo tanto cuando están regularizados además o con este tipo de permiso, pueden hacerlo ya no en grupo sino…, porque el grupo lo que hace, es importante que ustedes lo sepan, el que estén en grupo lo hacen por protección para protegerse y auto cuidarse. Cuando están regularizados y todo está en orden no necesitan estar, digamos, moviéndose en grupo, sino contactar a sus propias redes. En México este proceso lleva tres años de manera diferenciada lo que vimos ahorita, pero está así. Tenemos redes de hondureños, guatemaltecos, nicaragüenses, salvadoreños trabajando y teniendo familia y casándose con mujeres u hombres mexicanos y eso también arma un juego.

P: ¿Si no hacen ese trámite los podrían deportar todavía?

NRH: Lo que nosotros sabemos y lo que nos ha comunicado el Gobierno federal, como en todo, se platica, se concerta, se trabaja, eso es la visión del trato.

P: Se hablaba de este documento que le están dando a los migrantes que es muy vulnerable, que no tiene medidas de seguridad, que era un papel, si lo pierden, ¿eso qué garantías tiene o cómo es este proceso?

DLR: Es una tarjeta de visitante temporal por razones humanitarias. Es como una credencial. No tengo una aquí, pero ayer me encontré varias adentro. Es decir, migrantes que ya tienen su tarjeta, que están aquí, que las sacaron en Chiapas. Es un documento oficial expedido por el Instituto Nacional de Migración, que tiene todas las medidas de seguridad. No, no es un papel.

En Chiapas lo que se hizo es que se les daba un primer brazalete. Ustedes saben que fueron 13 mil. Se les daba una pulsera con un código de barra. Eso permitía al funcionario que estaba haciendo el trámite al dar un disparo con un código de barra saber quién era, qué pasos ya había cumplido. Y al migrante, si salía del territorio nacional a esperar la conclusión del trámite, regresar y con esa pulsera como contraseña recoger su tarjeta.

No es un papel. Tiene todas las medidas de seguridad. Como dicen, les permite tener una CURP, les permite estar en el territorio por un año de manera temporal, pueden solicitar empleo, pueden abrir una cuenta de banco, pueden darse de alta en el RFC; es decir, están de manera regular en el país. Eso los protege a ellos, les da certeza y además un fenómeno que hemos visto, y que no tengo empacho en comentarlo, se protegen de que autoridades en el territorio nacional los extorsione por estar de manera irregular y, bueno, pues de esta forma no tienen ningún problema para identificarse. Muchas gracias.