Sitios de Interés
Palabras de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en la Primera Sesión Ordinaria del SIPINNA de la Ciudad De México.

Palabras de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en la Primera Sesión Ordinaria del SIPINNA de la Ciudad De México.

Discurso 5/2019
12 de febrero de 2019

Muy buenos días a todas, todos y todes.

Permítanme compartir con ustedes, primero el origen: ¿por qué estamos aquí?

Hace 5 años, estábamos alrededor de celebrar un cuarto de Siglo de la Convención de los Derechos del Niño. Y exactamente un poquito después del aniversario, que fue el 20 de noviembre, se publicaba y se aprobaba la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en nuestro país.

Han pasado apenas 5 años. Un año después se crea la Ley en la Ciudad; y éste es el marco, la Convención y los instrumentos que hemos generado, que le dan sentido a por qué estamos aquí, sentadas y sentados.

Le da sentido, en términos de establecer una agenda de política pública que no es chiquita; es una agenda de política pública que no es nada más de protección, es de derecho y de gobernanza.

En esta Ciudad habitan casi 2 millones de niñas, niños y adolescentes. Pero ojo, y ya lo decía Claudio: migran y transitan en esta Ciudad, pues por lo menos el doble.

Y entonces la agenda es de alta investidura y requiere sistemas como éstos, que lo que plantean es la tranversalización, que lo que plantean es que no es responsabilidad de una institución; sino que es la responsabilidad de la institucionalidad y del Estado.

Y cuando hablo del Estado, es el Gobierno, son las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), somos los organismos no jurisdiccionales; somos todas, todos y todes.

Entonces, dimensionándolo así, tenemos básicamente planteados aquí, y estamos sentados aquí, para decir ‘Sí, necesitamos mejorar. Sí, necesitamos mejorar los mecanismos de protección. Pero sobre todo, necesitamos seguir avanzando en la agenda de políticas públicas con enfoque de derechos.

Y aquí ya ha habido varios acercamientos que nos acercan a eso: lo primero, lo mencionaba ya la Procuradora, refiriéndose a la Ley de Derechos Humanos de la Ciudad, y es Participación Infantil y Adolescente. No sin sus voces. Y nos cuesta trabajo. Somos un mundo creado en el mundo adulto.

Y ahí caminamos de la mano con las agendas feministas de romper la visión de género; no es de un día a otro, ante una historia de cultura.

Y la infancia es lo mismo: somos básicamente adulto-céntricos; pensamos que cuando vemos los niños es cuando bajamos la vista. Y no: cuando vemos a los niños es cuando nos hincamos y los vemos de frente a la misma altura de nuestros ojos, y eso nos cuesta trabajo. Y eso se hace y rompe, por eso una parte del esquema es la participación de niños, niñas y adolescentes, por eso que bueno que estén aquí Guadalupe y Claudio, ese es un reto.

El otro reto es la transversalización y también lo plantea nuestro marco legal, en términos a cómo transverzalizamos el enfoque en quienes estamos a cargo del mundo adulto de la atención y de la garantía de los Derechos de niños, niñas y adolescentes, y entonces por eso, un aplauso otra vez en esa parte ¿Por qué? Porque transversalizar, porque tenemos que hacerlo todos y todas, y si no lo hacemos así, no vamos a avanzar en lo que es este gran reto.

Y, naturalmente ver indicadores, auto valorarnos y ahí sí, también aplaudimos el anexo de transversalidad que nos permitirá, ya lo decía igual el diputado Guillermo Lerdo de Tejada que nos va a permitir hacer un monitoreo seguimiento de por dónde y que tendríamos que estar haciendo.

En esta Ciudad, de atención y de grandes retos, y no voy a repetirlos, en términos de lo que finalmente esta primera agenda que nos plantea el SIPINNA abarca de manera particularmente acertada. Pero primero la violencia, de repente olvidamos, por ejemplo, no nada más la violencia cultural en como educamos, sino que también lo decían tanto Claudio como Guadalupe y la Procuradora, tenemos que ver los grandes retos en términos de la violencia, en los senderos, en el camino a la escuela, en el transporte y en todos lados, en la calle.

Cómo recuperamos la calle para nuestros niños, nuestras niñas y nuestras adolescentes, y ahí está el reto y aquí está puesto. Entonces la verdad es que desde los que integramos aquí felicitamos que esa sea una de las grandes prioridades para trabajarlo. Y no olvidar, los niños, las niñas y los adolescentes de este país, según las propias cifras de la Procuraduría entre el 2015 y el 2018, son víctimas de extorsión, de secuestro, de feminicidios, de homicidios, por ejemplo, 313; y aquí el enfoque de género es importantísimo, homicidios 75% varones y generalmente adolescentes; y víctimas de trata, en esta lógica de análisis igual, el 51% mujeres. Entonces cambia y tenemos que tener igual estas transversalidades.

En esta Ciudad, donde asumimos lo que nos toca, según la Segunda Encuesta de Discriminación de la Ciudad, cuatro de cada diez chilangos dicen y afirman que se discrimina mucho a los niños y a las niñas. Entonces grandes retos requiere esta mesa y quienes estamos aquí sentados para exactamente avanzar en eso. Yo quisiera finalizar simplemente felicitándolo, felicitando que tengamos espacios, espacios de colaboración, de alianzas y de caminos compartidos para este gran reto. Y este gran reto que es un reto del presente, que es un reto que nos debe de doler y sobre todo que implica como mundo adulto, y lo que nosotros y nosotras aquí representamos, la obligación de la garantía de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Y yo sé que esta Ciudad puede y va a poder porque estamos nosotros sentados aquí.

Muchísimas gracias.