Sitios de Interés
Entrevista de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en el Foro #MeTooMX

Entrevista de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, en el Foro #MeTooMX

Entrevista 17/2019
11 de abril de 2019

Pregunta (P): Presidenta, relacionado con el tema, ¿sería un momento de reflexión, de hacer un análisis de lo que ha sucedido…? Y, ¿sería también el momento de trascender para tratar de buscar los cauces legales? O se piensa que, hasta donde se tiene ¿si es realmente efectivo, todos estos movimientos?

Nashieli Ramírez Hernández (NRH): No, yo creo que es el momento de trascender, y precisamente este Foro de eso se trata. ¿Qué tenemos que trascender? Uno, reflexionar sobre que tenemos un sistema; y cuando hablo de sistema, son normas, son leyes, son instituciones que articulan todo lo que es toda la estrategia nacional contra la violencia contra las mujeres.

Este es un sistema robusto, es un sistema que está ahí, está subutilizado en los términos de como rebasa una estrategia que se mueve al ritmo de las redes sociales.

Entonces, este es el alto. De eso se trata: del alto para uno, hasta compartir con las propias compañeras, como ustedes se dan cuenta, mucho del público es joven, las herramientas institucionales que se tienen para poder trascender a denuncias penales, a denuncias administrativas, a denuncias civiles, etcétera, etcétera… Porque está el cuerpo, y este cuerpo no nada más obliga a la instituciones; es un cuerpo que obliga también a todos los entes públicos.

¿Qué quiere decir? Hay instituciones que no son de Gobierno, pero que tendrían que estar desarrollando, vía este sistema de prevención, estrategias como protocolos, como comités para resolver casos de acoso, etcétera, etcétera.

Lo que se va a reflexionar aquí, es que están ahí; y también reflexionar dónde están operando, cómo están operando.

Ejemplos: tenemos… Se operan en escuelas, por ejemplo, sobre todo en nivel medio superior y superior, estos centros, y se ha malentendido la mediación. Y entonces, la mediación, en muchos casos, resultan no en una investigación que proteja a las víctimas, sino en una investigación que acaba corriendo a las víctimas de los centros, por ejemplo, educativos; y sosteniendo a la contraparte.

Hay toda una serie de mecanismos y de protocolos que están desarrollados, que permiten que haya una investigación imparcial, que permiten que haya una investigación que proteja a las víctimas, y que permite partir de ese supuesto. Eso es lo primero.

Esto pasa mucho también en casos como los feminicidios; lo primero que haces es poner el estándar alto, y después, en la investigación, irlo bajando.

Yo creo que es el momento de poder, uno, poner en la mesa, que es parte de este Foro, todo lo que hay, para poder empezar a canalizar institucionalmente.

P: ¿Pero no hay riesgo que se quede nada más en la denuncia de redes sociales, porque la gente tiene miedo?

NRH: No. Por eso, lo que aquí vamos a generar es, uno: dar la información. Porque, ¿qué es lo que pasa? Hay un imperativo de secrecía, ese imperativo de secrecía se sigue en las investigaciones, se debería seguir, pero generalmente no se sabe. Pero, lo primero es poner a disposición el drama. Lo otro, exactamente lo que no queremos, es revictimizar.

La Comisión, por su parte, pues como ustedes lo oyeron, lo que está haciendo en este sentido es abrir las puertas para quien quiera procesos de justicia restaurativa. ¿Qué quiere decir? Hay cosas que se tienen que seguir, todo se tiene que investigar, pero hay niveles en términos del ejercicio de la violencia. Y hay, si las victimas lo quieren, posibilidad en algunos casos, de desarrollar procesos de justicia restaurativa. Y nosotros estaríamos, digamos, dispuestos, como Comisión, también a tener y a abrir esos espacios.

P: ¿Tienen ya Quejas?

NRH: No, no hay ninguna, porque precisamente, todavía estamos en el nivel de las redes; lo importante de aquí es cómo trascendemos el nivel de las redes.

P: ¿Debe prevalecer la secrecía? Recordemos que se abrió el debate y se criticó, tras la muerte del artista Amando Vega Gil…

NRH: Sí, debe permanecer, debe permanecer; y tenemos que comprender por qué también hay partes que resguardan exactamente el anonimato. Seguimos y tenemos… A ver, lo que más molesta, es que seguimos sin querernos ver en un sistema patriarcal que define lógicas bajo ese sistema.

Entonces, llamamos la atención, no sobre que tenemos nueve muertes diarias por feminicidios en este país; sino que, en algunos casos, que tienen que analizarse particularmente, el presunto señalado tiene una respuesta de sí o de no.

Finalmente, aquí lo que se llama es a la respuesta institucional; o sea, todas estas denuncias tienen un Marco Institucional que es obligado por el Sistema de Prevención y Erradicación de las Violencias, a actuar. Nosotros no tendríamos que tener ninguna institución pública, ni ninguna institución privada, ni ningún centro educativo, que no tengan protocolos de investigación adecuados; que no tengan comisiones adecuadas de investigación que den, que apoyen la secrecía, pero también apoyen la debida investigación y proceso y, sobre todo, que no revictimicen. Entonces, esa es la lógica en que queremos caminar.

P: Presidenta, ¿cabría aquí, ahora sí que poner muy claro y ser más específicos, entre lo que es la secrecía y el anonimato?

NRH: Así es. Ahora, lo que pasa es que en las redes, lo que hacen para proteger a las víctimas se llama anonimato; en el desarrollo de las investigaciones, se llama secrecía. Tienen una equivalencia, pero son de manera diferenciada.