Sitios de Interés
Palabras de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, durante la inauguración de la “Semana Interamericana de las y los Afrodescendientes de las Américas. Reconocimiento, Justicia y Desarrollo”.

Palabras de la Presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, durante la inauguración de la “Semana Interamericana de las y los Afrodescendientes de las Américas. Reconocimiento, Justicia y Desarrollo”.

Discurso 20/2019
3 de abril de 2019

Hola, muy buenos días, todas, todos y todes. Permítanme empezar compartiéndoles un fragmento de un poema de Don Primitivo… dirigente de la recuperación del Fandango de Artesa y dice así: “A la gente de mi pueblo, le voy a recomendar si saben cómo se llama que aprendan a valorar, si no sabe que pregunten al sistema cultural. Si les invita señores a que se pongan a pensar, hagan siempre sus reuniones y pónganse a dialogar, lo que necesita el pueblo y lo que se hacía más atrás. Señores, se les invita a que hagan reflexiones, sacar al pueblo adelante dándole nuestros valores”.

Y esto forma parte exactamente de lo que… quienes están acompañándome aquí, muchísimas gracias a Mara Elisa Velázquez, Berenice Vargas, María Celeste Vargas y Héctor Moreno para inaugurar estos dos días, inscritos en la Semana Interamericana de las y los Afrodescendientes de las Américas: Reconocimiento, justicia y desarrollo, y a la cual se suma la Comisión de Derechos Humanos de esta Ciudad, que pronto va ser denominada como tal.

Yo quiero, igual que Elisa, reconocer que este es un trabajo que no llega con esta administración, sino que a la cual debemos el entusiasmo y el compromiso de Miguel Ángel Alanís y de Rocío Quintana, quienes son plenos activistas de esta agenda desde hace un buen rato, y a los cuales y cuyo trabajo junto con las alianzas con la academia y Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), y afro-mexicanos y afrodescendientes, se logra que esta Ciudad sea la tercera que tiene una Constitución local que reconoce plenamente, a esta población. Y finalmente, es, como vamos armando exactamente alianzas y colaboraciones y coordinaciones para hacerlo.

El año pasado, hicimos igual un evento en este marco, y había muchos más, de hecho, yo espero, que como las actividades se van a poner de buen ritmo, tengamos en estos dos días mayor participación, de todos modos estamos grabando, y espero que ahorita nos estén viendo y también tenemos la oportunidad de lo que aquí se discute que se fuera a difundir.

Sin embargo y tal como lo han dicho todos ustedes, en lo personal pienso que la agenda mayor hoy es cómo visibilizamos. Cómo visibilizamos porque todavía está, como dice Héctor, la sorpresa de ¿eres mexicano? o ¿cómo dices que te denominas? Creo que eso es de entrada, es lo primero a lo que nos estamos enfrentando y el primer reto (nos dijeron que habláramos de eso) con relación a una agenda que cruza todos los aspectos de discriminación. Es decir, el racismo que básicamente es eso, la xenofobia que está ligada a lo mismo y la propia, digamos… esta invisibilización y esta discriminación abre las puertas a múltiples discriminaciones. Que tienen que ver no nada más con si te miran feo o no, o se sorprenden cuando te ven, o no saben el decir, o no saben el interpretar que les estas diciendo, cuando les dices y te auto adscribes como afro-mexicano, o afrodescendiente, o africano en México. Creo que, por eso, un principio esencial viene de ahí, porque si nosotros logramos avanzar en eso, estamos también quitando barreras y estamos quitando también obstáculos para el ejercicio de otros derechos.

Como bien -y gracias por compartir, la conferencia que sigue va a estar muy buena-, decía María Elisa esta parte de dónde somos y de dónde viene nuestro mestizaje, y generalmente pensamos y tenemos la idea de que nuestro mestizaje nada más es el europeo con nuestros pueblos indígenas, y no es real.

Estoy segura, digamos, la primera vuelta está también en Tabasco, está en Veracruz, está en Istmo de Tehuantepec y yo comentaba hace ratito con María Elisa, que parte de mi familia viene del Istmo y yo me acuerdo de una tía abuela mía que era básicamente…, como tú dices, te reconoces, por lo tanto… finalmente todos tendríamos que pensar que parte de nuestro supuesto mestizaje, no nada más es con relación a la sangre europea, sino sobre todo también en muchos de nosotros, la sangre africana.

Y eso, implicaría quizás en poder tener otras visiones, no condescendientes, pero tras visiones que también nos resignifica como mexicanos, importante en esto que llaman los retos culturales. Yo creo que, sí, vamos sobre eso, pero de repente es no dejarlo en el folclor, sino en la cultura, exactamente en el reconocimiento.

Entonces, claro que apoyamos como un reto importante las cuestiones del sistema educativo. En la Ciudad de México, desde la Comisión y con ustedes vamos a ir empujando a que la Ciudad, sea la pionera en empujar junto con nosotros que los sistema nacionales, en términos de curriculares y todo ese aspecto, haya y esté incorporada esta visión de conformación de nosotros, del nosotros mexicanos con esta vertiente, pero la Ciudad no tiene la atribución para poder, digamos, hacer directamente estas modificaciones, pero sí tenemos la fuerza para hacer incidencia, yo creo que por ahí podemos caminar.

Pero en esos retos educativos, y ahí retomo lo primero con lo que yo me topé con relación a esta parte mexicana, son los estudios de educación. En los finales del siglo pasado, del 2000, empezaron a generarse estudios específicamente de la zona de la costa de Guerrero y de Oaxaca con relación al sistema educativo, la currícula, ya no siquiera la currícula normal, sino la currícula oculta con los niños afromexicanos y afrodescendientes de la zona. En lo que se detectó es algo que persiste hoy, y es, se les hacía negar su ascendencia ¿Por qué? Porque había deliberadamente una visión educativa que quería desaparecerlos.

Ahí yo aprendí, en ese entonces estaba en el ámbito educativo, empecé a… de repente te das cuenta y es algo tan invisibilizado que no lo veíamos, y esos estudios igual fueron pioneros para visibilizar esta parte del sistema y yo creo que sí es cambiemos… porque es importante que los “otros” reconozcamos a los otros. Pero también es importante el que incorporemos al sistema educativo como están incluyéndose o no los niños y niñas afromexicanos y afrodescendientes dentro del propio sistema, y creo que por ahí hay un reto también fuerte.

Creo que también tenemos que seguir empujando desde la Ciudad y con ustedes que México firme la Convención Interamericana Contra el Racismos, la Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia, porque eso nos daría igual un marco de mayor fortaleza de incidencia en esto.

Nosotros vamos a estar trabajando igual en lo que la Constitución, plantea que es nuestro sistema de planeación, el Instituto de Planeación, el propio Sistema de Derechos Humanos de la Ciudad, que esté visibilizada y que esté contemplada, y que esté fuertemente puesta para incidencia y seguir avanzando por ahí.

Además de las otras invitaciones y quisiera resaltar que también es muy importante que se pudiera realizar el 20° Encuentro de Pueblos Negros: reconocimiento, justicia y desarrollo, que está planteado a realizarse el mes de junio, y que yo creo que hay que sumar todas y todos los que estemos aquí para que esto se haga realidad, porque va a abonar para esta cuestión.

Finalmente, también decirles y compartirles, el año pasado estuvimos en alianza con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en lo que fue la formación de una escuela itinerante de formación de promotores en derechos humanos de pueblos indígenas. Les quiero comunicar que ya arrancamos la segunda edición, somos 15 organizaciones las que estamos junto con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en este esfuerzo de escuela itinerante, y este año se agregó: pueblos indígenas y afromexicanos.

Entonces, creo que vamos avanzando, creo que vamos en este esfuerzo, como les digo… la Comisión se siente muy orgullosa de haber sido con ustedes el promotor de lo que hoy está en nuestra Constitución, pero que no nos vamos a quedar ahí, y parte del esfuerzo son estos como muchos otros.

Cuenten por favor con la Comisión para esta agenda, caminamos juntos antes y lo vamos a seguir haciendo en adelante, y entonces me da muchísimo gusto que estemos los que estamos, los que están allá también y los que vengan al ratito; aquí en esta complicidad que nos fortalece, no nada más a quienes se auto adscriben como afromexicanos y/o afrodescendientes, sino a los mexicanos, que todos somos realmente en menor y muchos en mayor medida, afrodescendientes. Muchísimas gracias.