Sitios de Interés
Discurso de la Presidenta de CDHDF, Nashieli Ramírez, en la Inauguración y Ceremonia de premiación del Concurso Juvenil de Arte en Graffiti, realizada en el Instituto Electoral de la Ciudad de México

Discurso de la Presidenta de CDHDF, Nashieli Ramírez, en la Inauguración y Ceremonia de premiación del Concurso Juvenil de Arte en Graffiti, realizada en el Instituto Electoral de la Ciudad de México

Discurso 50/2019
13 de junio de 2019

Buenos tardes a todas, todos y todes, reunidos aquí para atestiguar el poder del arte en la construcción de la democracia.

Saludo particularmente con mucha solidaridad y cariño, y alianzas institucionales, a los Consejeros y a la Consejera del Instituto Electoral de la Ciudad de México, a la Diputada federal Miriam Alarcón Reyes y a nuestra Diputada local Gabriela Osorio, Presidenta de la Comisión de Derechos Culturales de nuestro Congreso.

Quisiera comenzar con retomar la importancia del graffiti como expresión artística y social. A lo largo de la historia, la pinta de paredes en espacios públicos ha sido tanto un medio oficial de comunicación y un medio de protesta social. Una forma de comunicación trasgresora. En esas lógicas convive. Oficial, se valía llenar nuestros muros, nuestras paredes, y todavía a veces, ahorita lo tenemos más regulado, de comunicaciones oficiales, de nombres de diputados o posibles o ponentes; y por el otro lado, también, se convive en esta lógica en una forma de comunicación que es un medio de protesta social.

Esta expresión gráfica no ha ido sola, en cada etapa se ha acompañado de expresiones musicales y, por supuesto, políticas. Estamos hablando de una expresión que tiene origen desde los años 60´s, por lo menos, y siempre ha ido acompañada por otras lógicas de expresión también culturales y expresiones musicales y sobre todo también expresiones políticas.

La constante es la confrontación con un sistema político, económico y social, cultural hegemónico; es decir, va a contracorriente sobre el establishment.

Es un movimiento principalmente urbano y mayoritariamente juvenil, característico de la exclusión que produce lo hegemónico en estas lógicas. En esos elementos radica su riqueza política, cultural y social, pues en esas dimensiones irrumpe como un discurso visual que llama a cuestionar incluso la propia participación en la democracia.

Básicamente estamos hablando hoy por hoy de una convergencia en donde todavía, como hacía referencia Guillermo, con relación a lo legal y lo ilegal persiste. Esa lógica en términos de la apropiación de las paredes y el espacio público en cuanto al arte urbano, que hoy denominamos arte urbano, pero que antes era como basura visual, sigue permanente.

Hay, básicamente, toda una lógica que tiene que ver socialmente también con el estigma con relación a qué pensamos cuando vamos por la colonia y vemos este tipo de expresiones, y generalmente la ligamos a la criminalización. Nos falta todavía mucho que avanzar en esa parte.

La otra parte la han referido quienes me antecedieron en la palabra y es bien importante, y es por qué es una acción básicamente masculina. Creo que tenemos que impulsar mayores cosas afirmativas, pero aquí vamos sobre la lógica social. Es el espacio público y hoy tenemos que reconocer que el espacio público sigue siendo hegemónicamente masculino, porque no me va a decir Daniel o con los niños y las niñas que los talentos son parejos, en donde finalmente la pared no es pareja, pero la pared porque está en lo público. Entonces tenemos que avanzar y esto tendría que ir en contracorriente en términos de la participación para seguir avanzando.

Por esas razones, es valioso que la institución pública encargada de garantizar nuestra participación para la democracia y en la democracia en la Ciudad de México convoque a estos ejercicios participativos desde la manifestación artística urbana y juvenil.

Por lo anterior, en el contexto exactamente de la apropiación, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad celebra que avancemos en estas expresiones, que no nada más son expresiones de derecho cultural, sino que son expresiones de derechos sociales y de derechos políticos, de derechos de expresión.

Tenemos, también en esa lógica, que empezar a avanzar y no huir exactamente a cómo nos apropiamos y estigmatizamos a quienes se quieren apropiar del espacio público con estas expresiones.

¿Qué les menciono? Ya la Diputada Gaby les compartía la experiencia en Medellín, Colombia, con relación a la potencia del trabajo con jóvenes y la apropiación del espacio y de sus muros. Pero, bueno, si ustedes van a Nueva York, si van a Berlín, si van a Busán, en Corea del Sur, si van a casi cualquier capital y ciudad importante del mundo hay una lógica de la ciudad que dice: te presumo. Te presumo esta expresión, y entonces te encuentras tours, te encuentras la oferta turística en términos de: conoce la ciudad, y la conoces a través de los muros, de lo que dicen los chavos, de lo que dicen los artistas, de lo que ves caminando y eso lo encuentran en todos lados. Y yo creo que ahí, y ese es el llamado finalmente, lo que nos llama aquí, es cómo hacemos de esta Ciudad también que hable. Cómo a través de esto vamos empujando que tenemos, como decía yo hace rato acá, no nada más tenemos que exportar música de Iztapalapa para el mundo, sino también nuestros muros. ¿Por qué? Porque ahí hablamos como Ciudad. Ahí nos tenemos que reconocer en lo bueno, pero también en las expresiones, como dije al principio, de una lógica de un movimiento que es un movimiento que nos tiene mucho que decir en cuanto a nuestros cuestionamientos sociales y culturales.

Déjenme finalmente decir que a mí me da mucho gusto…, uno de los principales o el más famoso graffitero en el mundo es Banksi. Él es un británico que básicamente nadie conoce su identidad. Se dedica a pasear por el mundo, trae una capucha, generalmente la versión es que no sabemos quién es, pero aquí me da mucho gusto que sí sepamos quiénes allá, con la obra que tuvimos la dicha de disfrutar, y aquí con estos exploradores y también con Jesús, con esta mención, que tiene nombre y eso también es importante, porque lo otro puede ser una lógica de fama. Aquí se trata de que tenemos nombres y rostros, y finalmente me da mucho gusto felicitarlos. Quiero decirles que con esto no nada más ganaron ustedes, ganamos todos y eso va también para los que no tuvieron premio, finalmente sigamos impulsando que en esta Ciudad las paredes hablen.

Muchas gracias.