Sitios de Interés
Entrevista a la Presidenta de la CDHCDMX, Nashieli Ramírez, al terminar el Conversatorio Participación Política en el Sistema Penitenciario.

Entrevista a la Presidenta de la CDHCDMX, Nashieli Ramírez, al terminar el Conversatorio Participación Política en el Sistema Penitenciario.

Entrevista 39/2019
 9 de agosto de 2019

Pregunta (P): Presidenta, ¿esta Sentencia podría llevar a modificaciones constitucionales? El Artículo 38, en particular… Y, ¿cómo estamos en este tema aquí en la Constitución de la Ciudad de México?

Nashieli Ramírez Hernández (NRH): Fíjate que en la Constitución no lo abordamos… Sí abordamos a las personas privadas de la libertad entre nuestros grupos de atención prioritaria, y yo creo que por ahí tenemos que avanzar.

A ver, los razonamientos en contra, para este tipo de sentencias, tiene que ver con como cuando se decía que la mujer no podía votar. Entonces, se decía ‘No, las mujeres no pueden votar, porque son influenciables…’ Como si todos los demás no lo fueran. Y bueno, lo que la historia habló fue que, pues no, verdad…, pues cada quien vota por quien quiere, influenciada por lo que quieran, y en esta lógica, también son de las cosas que se asumen en términos culturales, para no permitir el Derecho al Voto: que tú tengas una población ahí cooptada, ofrezcas cosas y porque ofrezcas cosas vayan a votar por ti. Ese tipo de cosas instrumentalistas, que creo que por su propio pie histórico caen.

La otra tiene que ver con términos operativos. Y la Sentencia, la verdad es que es muy responsable en eso, porque no te dice ‘Mañana vas a operarlo’. No, te dice, a ver, haz un plan piloto de cómo podría operar; estamos hablando de cómo hacer posible el que puedan ejercer su voto estando privadas de la libertad las personas.

Entonces, estamos hablando de términos concretos en lo que plantea la Sentencia, de que vamos a verlo operando dentro de cuatro o cinco años, para ver cómo se operaría, pero eso no quita lo que nosotros decíamos, en términos de la discusión que se tiene qué dar. Estamos hablando de que la mayoría de los países europeos no tienen restricción al respecto, que es una discusión pasada esta parte; y que aparte, tenemos nuevas leyes, como la nueva ley de ejecución penal, que te está hablando de reinserción, ¿cómo puedes hablar de reinserción, si, tienes categorías y tienes limitación de libertades?, como ésta, que no te permiten, después de tener un proceso, la reinserción social.

 

P: Presidenta, se menciona principalmente a las personas que están en Prisión Preventiva, pero también a otras que ya son sentenciadas…

NRH: Eso es lo que deberíamos estar discutiendo. La Sentencia nada más habla de Prisión Preventiva, y ahí fue donde digamos la argumentación pudo hacer que la Sentencia se aprobara, porque es una interpretación, sí de la Constitución, pero habla finalmente de que cuando estás en Prisión Preventiva, no estás señalado como culpable. En Prisión Preventiva, o sea, hay una Presunción de Inocencia, todavía, y limitar el derecho de una presunción, pues no era lo correcto, y con esa interpretación fue que de los elementos por los que la Sentencia fue emitida, tal como fue aprobada.

La discusión, nosotros lo que decimos es que, pues ya entramos en esa discusión, pues entremos también en la de los sentenciados.

 

P: Presidenta, es un tema que públicamente no se ha abordado mucho, pero hay alguna idea de qué tanta conciencia tiene la gente que está privada de la libertad de reclamar este derecho.

NRH: Yo creo que, pues limitada, al igual que nosotros… Yo creo que… Yo tengo esta visión: generalmente tenemos ciertas restricciones en la…

 

P: Perdón que la interrumpa, pero sobre todo aquí en la Ciudad de México, que es donde se supone que está más politizado, que la gente está más consciente…

NRH: Pues la prisión, la cárcel, o los que están ahí, pues haz de cuenta que son igual, como un reflejo de los que estamos afuera; o sea, de repente pensamos que es así, como una isla, donde quién sabe quién está, porque ahí están los que delinquen… Y no es cierto; es decir, hay de todo: malos y otros que quizás no deberían estar ahí. Y el nivel de conciencia política es casi muy parecido al nivel de los de afuera; o sea, tenemos poca participación política, esa es la verdad.

Tuvimos hace poco, una gran participación electoral, pero esa gran participación electoral… Veamos ahora cómo vienen las intermedias, eso pasa y sucede. Tenemos lugares en esta Ciudad y en este país, donde no vota más de 20% de las personas.

O sea, eso por un lado, el voto; y luego, tenemos una visión muy limitada de lo que es la participación política, porque finalmente también los mecanismos de participación política siempre han estado ligados tradicionalmente a los Partidos Políticos, y eso no es cierto. Tú sabes que la participación política va más allá de los Partidos Políticos, y una Ciudad como la nuestra, tiene muchos mecanismos de participación política que podrían…

Mira, nunca nos ponemos a pensar que en buena o mala, es decir, con diferentes mecanismos tú crees que ahorita en el sistema penitenciario, ahorita en Santa Martha, se organizan, se reparten cómo van a estar, quién va a limpiar la zona común… Ahí se pelean, pero igual como en cualquier unidad habitacional de esta Ciudad, o sea, se organizan, hay participación…

Pero como que no logramos incorporar eso como parte de nuestra sociedad, de nuestra vida social, ¿por qué? Porque finalmente la cárcel es la escoria: tratamos de no pensarlo, de no mirarlo, y entonces tenemos estas limitaciones, por ejemplo, a decir ‘¡Híjole! ¿Habrá mayor participación adentro…?’. Es decir, ¿el nivel de participación electoral será mayor adentro que afuera? Yo diría que casi va a ser el mismo. Estando afuera o adentro vas o no vas a votar.

Entonces, es como muy paralelo; yo creo entre más mejoremos los procesos de credibilidad democrática, también estos procesos podrían ser más fáciles: no confiamos en nosotros, no podemos poner el voto electrónico, porque siempre dudamos de que algo va a pasar. Tenemos elecciones cuidadas por ciudadanos, y ustedes que han cubierto eso, saben que es super difícil hacer ciertas cosas, y luego todavía dicen que se pueden hacer…, si hay 10 ciudadanos ahí, que apenas si se conocen afuera. Ponerse de acuerdo en un segundo para hacer una transa, pues está cañón, pero no confiamos, ahora imagínate si decimos ‘órale, vamos a lo electrónico’, como en muchos países. O que empiezas a votar dos meses antes por correo… Como no creemos, pues sale peor…

Entonces, estos procesos, con personas privadas de la libertad, se complejiza más por eso mismo; porque van a decir, ahora vamos a tener urnas embarazadas carcelarias.

 

P: Oiga, es un proceso que se ve muy difícil, no de cuatro o cinco años, como usted dice, sino de más, porque ni se les ve ni se les oye…

NRH: Es correcto, pero yo creo que esta Sentencia y el que tengamos dificultades en la operación, no quiere decir que no podamos avanzar en lo que yo dije y planté y lo planté, no nada más es esta sentencia, es romper culturalmente con muchas otras cosas que no nada más es el voto, no nada más son personas privadas de la libertad. En este país se limita el voto en términos de discapacidad psicosocial, no puedes votar. Se limita el voto si no tienes accesibilidad en casillas. Se limita el voto si eres ciego y no tuviste… no esas casillas, no son todas habilitadas para personas con discapacidad. Nos coloca en eso, pero nos coloca en términos más allá en términos de cómo vemos a las personas privadas de su libertad y cómo vamos avanzando en la nueva Ley Nacional de Justicia Penal, y también cómo vamos avanzado en términos de romper estereotipos a otras visiones. Yo creo que la interpretación es bien importante porque lo que hacen ellos es una interpretación no formal de la Constitución, cambiando el contexto, yo creo que eso es lo que necesitamos. Si tú me dices ¿necesitamos una nueva Constitución? Más bien necesitamos, aunque fuese nueva, si tenemos interpretaciones formales, vamos a seguir mal. Necesitamos más bien operar, interpretaciones como lo hicieron aquí, de manera progresiva, evolutiva y extensiva de los derechos.

 

P: Presidenta, tomando en cuenta que el Sistema Penitenciario de aquí de la Ciudad es uno de los que más Recomendaciones ha recibido de ustedes, estas modificaciones ¿podrían mejorar las condiciones de las personas en reclusión?

NRH: Totalmente. Todo lo que aprenda a que el Sistema Penitenciario avance sobre la reinserción, es decir, avance sobre el pensar que las personas privadas de su libertad están ahí no por lo que son, sino por lo que hicieron.

El Estado tendría la responsabilidad de apoyar a que cuando regresen a la sociedad no regresen como muchas veces dicen “fueron a universidad del crimen”, sino a una universidad que les permita pagar lo que tengan que pagar ante la sociedad y a su vez que tengan la oportunidad de hacer otra cosa y de vivir de otra manera cuando salgan.

 

P: ¿Me puede decir algunos países que ya tengan implementado este tema y cómo se ubicaría México de poner en marcha esto?

NRH: Se ubicaría en la mitad, hay países que ya lo tienen hasta para sentenciados y hay otros que lo tienen completamente limitado. 18 (17) países que son europeos todos, tienen permitido el voto sin restricción, puede ser ya un preso sentenciado y tienes derecho a votar, son: Albania, Azerbaiyán, Croacia, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Islandia, Lituania, Moldavia, Montenegro, Países Bajos, Portugal, Eslovenia, Suecia, Suiza y Ucrania. 12 (11) países lo tienen limitado, pero lo tienen, como sería lo que estamos avanzando aquí, es: Austria, Bosnia y Herzegovina, Francia, Grecia, Italia, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Rumania y España. Hay también países que lo tienen totalmente restringido para cualquier persona, pero la discusión se está dando en el mundo. Nos coloca a nosotros a la mitad, entre la avanzada y la retaguardia, exactamente. No estamos tan peor.

 

P: Presidenta, ustedes estarían yendo a los penales a platicar con los reos de este derecho.

NRH: Fíjate que es una buena parte de lo que hay que discutir. Ahorita vemos cómo lo ha platicado…

 

P: En otro tema. ¿Ustedes se han acercado con la familia de la joven que acusa ser víctima de presunta violación por parte de cuatro elementos…?

NRH: Estamos buscándola. No hemos tenido éxito. Estamos en eso, nos interesa tener contacto con ella.

 

P: ¿No se abre de oficio en este caso?

NRH: Estamos ya con una solicitud de información con la Procuraduría.

 

P: ¿Sólo con la Procuraduría?

NRH: Ahorita sí. Se envió a la Procuraduría para ver cómo está la investigación. Información completa sobre qué está pasando.

 

P: ¿Con la familia?

NRH: Con la familia todavía hoy tratamos de contactarla. Apenas tuvimos los datos de contacto, la hemos intentado contactar. Para el lunes ya les tendremos información.

 

P: Hay mucha confusión en la información, no se puede decir nada todavía.

NRH: Lo que nosotros sabemos es que hubo una primera declaración que se quedó inconclusa y que, por lo tanto, la Procuraduría está armando el expediente. Pero para eso se requieren más elementos. Nosotros ya pudimos localizar mayores datos de la mamá de la víctima y vamos a acercamos, estamos en eso.

 

P: ¿Buscarán darle acompañamiento?

NRH: Exactamente, toda esa parte. No hemos tenido contacto todavía. La última instancia es… vamos a operar el día de hoy… vamos a buscarla como sea.

 

P: ¿Cómo se piensa socializar la sentencia respecto al sistema penitenciario?

Segundo Visitador General de la CDHCDMX, Iván García Gárate: Como acaban de decir, la sentencia se está dando a conocer y tiene un periodo de seis años para que se empiece a aplicar. Cae en la responsabilidad del Instituto Nacional Electoral (INE) de que empiece a promover con un programa piloto para que se pueda implementar en alguno de los sistemas penitenciarios. Todavía no hay una responsabilidad específica, sino más bien, la sentencia obliga al INE a que empiece a ver los diferentes sistemas penitenciarios para ver la posibilidad de un programa piloto, dentro de seis años. Una obligación directa del sistema penitenciario ahorita no la hay.

 

P: Inaudible.

NRH: El lunes vemos. No queremos presionar mucho en la parte mediática, porque parte del asunto de que no estén en contacto con la autoridad tiene que ver con que hubo esta filtración, con los nombres y todo lo demás.

 

P: ¿Ustedes acompañan a petición de la familia o cómo sería su acompañamiento?

NRH: En el acompañamiento a las víctimas, tienen que estar de acuerdo en que nosotros los acompañemos. Nosotros seguimos la investigación, pero no presionamos a las víctimas. Esta es una parte importante. Todo este proceso que estamos viendo que ha pasado esta semana tiene que ver con procesos de revictimización. La Comisión no está para eso, al contrario.

 

P: ¿Sería importante que ella denunciara y que ratificara la denuncia?

NRH: Estamos esperando la información. Pero no nada más es ratificación, sino de ampliación.